Octubre 2017 #45
Decoración

Ventajas de contratar un interiorista para decorar tu casa

decoración-de-interiores-comedor-interiorista
decoración-de-interiores-dormitorio-interiorist
decoración-de-interiores-interiorista

Decorar tu propio hogar puede resultar un auténtico placer. Sobre todo si, al terminar el proceso, observas con satisfacción que tu casa transmite la funcionalidad, calidez y personalidad que buscabas. Pero lograrlo no siempre es fácil. Recurrir a los servicios de un interiorista puede ayudarte a encontrar la solución más inteligente para tu vivienda y, lo más importante, ayudándote a adaptar tu vivienda a las necesidades de tu familia. 

Imagina que has comprado un amplio piso tipo loft y necesitas reformarlo. Tienes claro qué estilo te gusta, pero no acabas de dar con la solución más eficiente para sacar el máximo partido a tu nuevo loft a través de la decoración de interiores. O que has adquirido una vivienda mejor en la que tienes previsto vivir muchos años y quieres habilitarla de la mejor manera para que se pueda ir adaptando a los cambios y las necesidades de una familia en crecimiento. En estos casos, contar con la intervención de un interiorista puede ayudarte a optimizar las posibilidades de tu vivienda. Gracias a su experiencia y recursos, un profesional de la decoración de interiores puede ver oportunidades donde quizá tú no las veías y conseguir que la vida en tu hogar sea mucho más sencilla y poniendo a tu disposición las mejores soluciones a tus necesidades de vida.

Para quienes dudan de la conveniencia de contratar a un interiorista para la decoración de su casa, ahí va una lista con las principales ventajas de sus servicios:

Asesoramiento general

El trabajo de un interiorista no es únicamente estético. Su asesoramiento va más allá de aconsejarte sobre muebles, colores o tejidos que funcionarán mejor en tu hogar. El primer paso de un buen interiorista consiste en realizarte una entrevista personalizada para así conocer tu modo de vida, necesidades y gustos. Basándose en esto, el interiorista te aconsejará sobre la manera de optimizar el espacio y todas sus características: estructura, orientación, luz natural… Además, te recomendará los materiales de calidad que se mejor se ajusten a tu vivienda.

Personalización

Crear tu hogar, hacer realmente tuya la vivienda que acabas de adquirir, en eso consiste la personalización.  Ateniéndose a tus gustos, necesidades y estilo de vida, un interiorista estudiará tus necesidades y elaborará un plan de diseño en función de tu estilo. Por eso es importante, antes de empezar el proyecto, dejarle claros tus deseos, gustos y  prioridades. Si te gustan los animales, las plantes, los colores claros, las texturas, incluso tus gustos en cine pueden ayudar al interiorista a plantear sus propuestas.

Simplicidad y tranquilidad

Dejar la decoración de interiores en manos de un profesional te permitirá relajarte: él se encargará de la gestión integral del proceso, tanto en su planificación como en su ejecución. Se preocupará por cumplir con tus expectativas, resolviendo cualquier inconveniente que pueda surgir durante el proyecto.

Experiencia

Un interiorista experimentado sabrá sacar partido fácilmente a tu vivienda o detectar obstáculos que sea preciso solventar. Gracias a su amplio conocimiento del mercado, te aconsejará materiales o soluciones decorativas en los que quizá no hubieras reparado sin su asesoramiento.

Recursos y contactos

Precisamente por su experiencia, un interiorista cuenta con una gama amplia de recursos en cuanto a productos o técnicas decorativas, incluidos posibles descuentos en la compra de material, que pueden no estar al alcance de un particular. Por no hablar de su extensa red de contactos de confianza: proveedores, electricistas, fontaneros, etc.

Presupuesto optimizado

Uno de los principales riesgos al emprender la reforma o la decoración de una vivienda es acabar con unos gastos finales mucho mayores de lo que se había presupuestado. Cuando se contratan los servicios de un interiorista, ese riesgo se reduce por dos motivos: de entrada, habrá elaborado con un detallado plan del proyecto inicial, en el que habrá incluido las opciones que contemplan la mejor relación calidad/precio; además, sabrá cómo solventar de la manera más eficaz y económica posible cualquier imprevisto.

Son muchas las ventajas de contar con un interiorista para decorar tu casa. Te ayudará a abordar la decoración de tu vivienda desde el punto de vista más óptimo, respetando tus necesidades y tu personalidad.

<< volver