FEBRERO 2017 #37
Decoración

Tendencia: Pavimentos cerámicos retro

pavimento_1
pavimento_02
pavimento_03

Los pavimentos cerámicos retro vuelven a estar de moda y vuelven a conquistar cocinas, baños y salones con sus motivos geométricos y diseños florales.

Hace unos años fueron los pavimentos rústicos los que estuvieron de moda, posteriormente llegaron las cerámicas y actualmente son los pavimentos que imitan los mosaicos hidráulicos; aquellas losetas fabricadas con mortero que decoraban los suelos de las casas de nuestros abuelos, con motivos geométricos o formando dibujos cada cuatro baldosas. Hoy en día, los fabricantes de pavimentos se han apuntado a esta moda vintage con colecciones que rinden homenaje a la tradición cerámica, recreando las losetas hidráulicas típicas de principios del siglo XX.

De apariencia artesanal, las nuevas baldosas hidráulicas se producen con las técnicas más avanzadas para conseguir que sean más ligeras y resistentes que las originales, fabricadas con mortero. Su variedad de motivos, colores y formatos permite dar un toque diferenciador a tus estancias. Puedes emplear este pavimento en toda la casa o en una sola habitación, ya que este tipo de suelo de aspecto retro es capaz de crear decoraciones renovadas, únicas y atractivas.

Este tipo de pavimento ha vuelto y lo ha hecho con éxito gracias, en parte, al afán por recuperar objetos del pasado propio de la moda vintage, retro o hipster. Su uso se adapta a todo tipo de espacios pero donde más se utilizan es en la cocina ya que su textura, su color y sus formas aportan un toque original y artesanal que combina a la perfección con el acero de los complementos o la madera de las encimeras, tanto en las cocinas más modernas como en las más vintage.

Las cocinas no son, sin embargo, el único ámbito en el que quedan bien los mosaicos hidráulicos. Otro de los lugares ideales para estas baldosas es el baño. Su uso como pavimento en esta estancia sirve para romper con el monocolor que acostumbra a dominar este tipo de espacios. Sus diseños orgánicos y sus formas geométricas te ayudarán a dar un toque especial que llenará de creatividad y de color tu zona de baño. Incluso, si quieres ser un poco más original, puedes utilizarlos para decorar las paredes del baño, como si de un alicatado andaluz se tratara.

El salón es, sin embargo, la estancia en la que los mosaicos hidráulicos maximizan su capacidad decorativa. Para sacarles más y mejor partido existen varias opciones:

Baldosas monocolores. Una forma de usarlas es pavimentar con baldosas monocolores toda la estancia, aplicando algun elemento decorativo puntual, como una cenefa, para delimitar espacios o diferenciar determinadas zonas.

Patchwork hidráulico. Consiste en combinar diferentes pavimentos hidráulicos con diseños y colores diferentes hasta convertir el suelo en un gran tapiz de baldosas, sin importar que no encajen entre sí a la perfección.

Combinar pavimentos. Una tercera opción es combinar las baldosas hidráulicas con otro tipo de pavimento como la cerámica o la madera consiguiendo realzar, de esta manera, su poder decorativo y haciendo que las estancias sean acogedoras y con más personalidad. Una combinación que nunca falla es con el parqué debido a su marcado contraste entre texturas y colores. En los salones también puedes utilizarlas como parte de elementos decorativos como mesas u originales cuadros de pared.

De una forma u otra, el uso de las baldosas hidráulicas vuelve a generalizarse en la decoración de cada vez más hogares que, gracias a ellas, ofrecen tanto un toque moderno y sofisticado único como un ambiente más tradicional o vintage.

<< volver