Junio 2017 #41
Decoración

Suelos de caucho y linóleo en viviendas

caucho2
Foto 3

caucho2Dureza, impermeabilidad, resistencia, variedad de colores y texturas son algunas de las propiedades de los suelos de caucho y linóleo. Se trata de unos pavimentos que están dejando de utilizarse exclusivamente en comercios y oficinas y van ganando terreno en el ámbito doméstico.

Seleccionar los materiales adecuados para el suelo del hogar es siempre una tarea complicada, que exige ingenio y reflexión para garantizar la máxima durabilidad y usabilidad. Estos materiales representan la alternativa más vanguardista debido a su larga lista de propiedades.

En primer lugar, el caucho es un material con muy buenas cualidades medioambientales, crea un ambiente más limpio en el hogar y tiene unas propiedades reciclables, impermeables y resistentes que suponen un valor añadido.

  • Propiedades. La principal particularidad del caucho es su impermeabilidad y limpieza. Al contrario de otros materiales como la tarima, el granito o los suelos de mármol, el caucho es ideal por sus propiedades impermeables. Además, es un material muy flexible y antideslizante, repele el polvo, es resistente al fuego y proporciona un ambiente higiénico.
  • Gama. A la hora de adaptar este pavimento a tu estilo decorativo, podrás encontrar una variedad muy amplia de colores, texturas y tamaños. Normalmente, se utiliza en forma de loseta o rollo; este último proporciona un aspecto de revestimiento continuo.
  • Estancias. Por lo general, se trata de un material muy utilizado en cocinas, baños y habitaciones infantiles. Debido a su enorme elasticidad, es una solución muy adecuada para absorber los ruidos más molestos; por este motivo, se usa en las habitaciones de los más pequeños. Por otra parte, en cocinas y baños es por otros motivos. En cocinas, por ejemplo, se utiliza porque es higiénico y se mantiene libres de polvo.
  • Instalación. Para una instalación óptima, el suelo sobre el que se quiere colocar el pavimento de caucho debe estar liso, firme, limpio y seco. Las losetas llevarán varios puntos adhesivos para fijarlo a la superficie. Si son lo suficientemente grandes este último paso será innecesario ya que quedarán fijadas por su propio peso.

En segundo lugar, el linóleo es un material que se fabrica con materias primas y renovables. Su componente principal es el aceite de linaza, que se mezcla con otros materiales como piedra caliza molida, polvo de corcho o harina de madera reciclada.

  • Propiedades. Hay que destacar que el linóleo es un material muy resistente y duradero. Proporciona una sensación cómoda y agradable al andar que lo hacen ideal para el hogar. Además, también es impermeable y absorbe los fuertes impactos.
  • Gama. Al igual que el caucho, el linóleo presenta una amplia gama de colores y texturas. Desde los colores clásicos, como el gris o el marrón, hasta tonalidades más vivas. También, puede reproducir el color y la textura de la madera, el hormigón o el metal. 
  • Estancias. Es muy recomendable para cocinas, sobre todo por sus cualidades antideslizantes, limpieza y por mantenerse siempre libre de polvo. Su cómoda textura hace que también sea un suelo perfecto para habitaciones y salas de estar. En cambio, su uso no es aconsejable para baños, ya que los cambios de temperatura y la humedad pueden contraer el material.
  • Instalación. Es muy fácil de llevar a cabo la instalación sobre pavimentos nivelados y sin grietas de calado. Lo único a tener en cuenta es adquirir la cantidad de metros suficientes para cubrir la estancia por completo.

En definitiva, por su alta variedad cromática, durabilidad y resistencia, el caucho y el linóleo pueden sustituir a las soluciones más tradicionales de pavimentos. Habiendo demostrado su alta eficacia y proporcionando estándares de seguridad muy elevados, estos dos materiales se han convertido en la mejor alternativa para crear estancias con un toque diferenciador.

Noticias relacionadas

El regreso de los pavimentos marmoleados
Tendencia: Pavimentos cerámicos retro

<< volver