Marzo 2017 #38
Decoración

Steampunk, diseño retrofuturista para tu hogar

steampunk_02
steampunk_01
steampunk_03

Viajar en el tiempo sin moverte de casa. Volver la vista hacia el pasado y, a la vez, mirar al futuro. Eso te permite el estilo steampunk, una original tendencia decorativa que convertirá tu hogar en una vivienda sorprendente, como si hubiese salido de una novela de Julio Verne.

Para entender el estilo steampunk hay que remontarse a la Inglaterra del siglo XIX, a la llamada época victoriana. Escritores como H. G. Wells y Julio Verne se inspiraron en los avances tecnológicos de la época para imaginar en sus novelas un futuro plagado de inventos sorprendentes. Un siglo después, en los años 80, varios autores quisieron homenajear a aquellos escritores de la época victoriana con una nueva corriente literaria. Con la máquina de vapor (steam, en inglés) como eje central, esa corriente fue bautizada como steampunk.

El steampunk logró traspasar las fronteras literarias para convertirse en un movimiento artístico y social. Con el tiempo, esta tendencia llegó a cautivar en los ámbitos de la moda y, actualmente, también en la decoración de interiores.

La decoración steampunk

Si la fantasía es un recurso esencial en la literatura steampunk, no lo es menos en la decoración. Para quienes apuestan por esta tendencia, la decoración steampunk exprime al máximo su creatividad a la hora de combinar muebles y objetos que responden preferiblemente a una estética vintage con elementos industriales y artilugios mecánicos.

Si estás pensando en introducir la decoración steampunk en tu vivienda, estas son las cuatro características básicas que deberás tener en cuenta:

  1. Estilo victoriano
    Es una de las claves de la decoración steampunk. Podemos volver a la época victoriana a través de muebles y sofás propios de este estilo, pero también a través de accesorios más discretos y quizás más sencillos de conseguir: una pieza decorativa, un sombrero, una joya… Visitar tiendas de antigüedades puede ayudarte a descubrir alguno de esos tesoros escondidos.
  1. Colores apagados
    Para conseguir el ambiente nostálgico propio de la decoración steampunk, deberás apostar por una paleta de colores apagados y por una iluminación tenue. Te servirán el negro, el marrón, el verde oscuro y el rojo oscuro combinados entre ellos o con el sepia, que aportará claridad. Trasladado a los materiales, puedes encontrar estas tonalidades en la madera oscura para los muebles o el cuero para sofás y butacas. También puedes introducir tonos metálicos. Otra opción es recurrir a un papel pintado que simule motivos de estilo victoriano. En cuanto a la iluminación, una lámpara de araña puede aportar el toque elegante y vintage que la decoración de tu hogar necesita. 
  1. Toque industrial
    La máquina de vapor es un referente para entender la Revolución Industrial y sus avances. Las tuberías por las que el vapor se condensa y mueve su maquinaria son un buen reclamo decorativo, así como calderas de metal o cobre, que pueden cobrar una nueva vida como recipientes o incluso ser reutilizados para hacer de lámparas. Como propuesta singular, ¿qué te parecería crear una estantería a base de viejas tuberías de acero? Combinado con los objetos de estilo victoriano, ese toque industrial reforzará el carácter steampunk de tu hogar.
  1. Objetos reutilizados
    Elegir muebles antiguos para tu casa contribuirá a transmitir ese aire nostálgico que requiere la decoración steampunk. Esto es aplicable para cualquier otro elemento decorativo, especialmente si juega con la madera o el hierro forjado. Un viejo baúl, por ejemplo, podría sustituir a la mesa de centro y captar las miradas de los visitantes. También puedes decorar las estanterías con libros antiguos y las paredes con fotos en tonos sepia, esquemas técnicos, dibujos anatómicos o láminas botánicas. De igual modo, los viajes juegan un papel importante en este estilo, así que no te olvides de los mapas y globos terráqueos.Siguiendo con los objetos antiguos, te servirán como elementos decorativos objetos como máquinas de escribir, teléfonos, telescopios, barómetros, maquinaria de reloj… Algunos amantes del steampunk van un paso más allá y se animan a dar un divertido aspecto victoriano a sus smartphones, calculadoras o incluso ordenadores. ¿Te atreves con el DIY para crear tus propios inventos?

Como ves, el estilo steampunk te plantea propuestas decorativas fascinantes, divertidas y con mucha personalidad para tu hogar.

<< volver