Reportaje: Habitaciones infantiles

Decorar una habitación infantil puede ser un reto apasionante. La clave está en conocer los sueños de tus hijos, escuchar a tu niño interior y dar rienda suelta a la creatividad. Obtendrás resultados originales y, sobre todo, personalizados según los gustos de sus pequeños protagonistas.
Te presentamos tres ideas interesantes en las que podrás inspirarte.

Enero 2014 #8

Reinos de fantasía

Si a tu hija le encantan los cuentos de hadas, no te será difícil convertir su habitación en el palacio de una princesa. Juega con los colores y las formas. ¿Que la niña adora el rosa? Pues atrévete a concederle todo el protagonismo: combina varios tonos en papeles estampados, cuadros y juguetes. Para contrastar, un original armario blanco con topos multicolor. Deja que la imaginación haga el resto: pasará de servir para guardar ropa a ser la entrada a un mundo mágico. Propuesta de KidsHome Mallorca

Todo a juego

Puedes habilitar una zona de juegos diseñada a la medida de tu hijo. Si introduces pocos muebles, prácticos y de líneas simples, el pequeño podrá moverse con más comodidad. Su pasión por los dinosaurios puede ser tu mejor aliada al decorar el espacio. Desde el papel estampado, estos divertidos personajes de colores vivos marcan el compás, combinando a la perfección con los tonos del mobiliario. Fíjate en la silla: queda tan bien integrada en el ambiente que incluso su respaldo imita motivos naturales. Propuesta de KidsHome Mallorca

Espacios compartidos

¿Tus hijos duermen en la misma habitación? Las literas suelen ser la mejor opción para ahorrar espacio. Si crees que eso limita tus opciones de decoración, te equivocas. La cama de arriba puede convertirse en una acogedora cabaña de árbol en la que refugiarse a leer o intercambiar confidencias con los amigos. Para darle autenticidad, elige un papel decorado que evoque un entorno boscoso. En la parte de abajo, la segunda cama. O quizás una zona chill out para jugar o relajarse. Propuesta de KidsHome Mallorca