JULIO 2017 #42
Decoración

Que tu casa parezca más grande

Moment_solvia_ampliar_casa_3
Moment_solvia_ampliar_casa_2
Moment_solvia_ampliar_casa_1

Vivimos en casas más pequeñas de lo que nos gustaría. Los metros cuadrados son los que son y no hay forma humana de ampliarlos. Lo que sí que podemos es utilizar algunos pequeños trucos para aprovechar cada centímetro de nuestra casa sin que tengamos que meternos en grandes obras ni en grandes gastos. Lo mejor para burlar la escasez de metros es utilizar muebles versátiles y flexibles que nos permitan aprovechar cada rincón  del hogar. Una decoración minimalista y utilizar colores claros también nos ayudará a que nuestra casa parezca más grande y espaciosa de lo que realmente es.

Para exprimir los metros cuadrados de una casa, apuesta por distribuciones compactas y almacenamientos integrados. Una opción es separar los diferentes espacios con muebles. Un sofá basta para marcar los límites entre el salón y el comedor, por ejemplo. También es recomendable utilizar muebles a medida para aprovechar espacios difíciles, como debajo de las ventanas y las esquinas para rentabilizar zonas poco aprovechadas. Cambia los muebles por otros más minimalistas y no abuses de ellos. Utiliza sólo los indispensables y no los decores en exceso. Si puedes, usa estanterías y muebles con puertas de vidrio y píntalos del color de tus paredes para que se integren en el ambiente.

Si comunicas ambientes diferentes, éstos parecerán más grandes. Una ventana pasa-platos te puede servir para unir la cocina con el salón, mientras que una puerta corredera puede ayudar a unificar el salón y el comedor. Otras buenas ideas para ganar sensación de espacio son substituir algún tabique por un panel corredero de cristal que te proporcione mayor campo visual e iluminación natural o eliminar alguna puerta por un arco de paso, por ejemplo entre el recibidor y el salón. Te proporcionará más luz a la vez que delimita perfectamente los diferentes espacios.

La decoración también jugará a tu favor. Las paredes son las que dan personalidad a tu casa. Pinta tu casa de tonos claros, como los blancos, crudos y beis, que siempre amplían visualmente. Los espejos, utilizados, con mesura, son otro de tus aliados para ‘ampliar’ tu hogar. Reflejan la luz, dan profundidad visual y hacen que un espacio pequeño parezca mucho mayor de lo que es. Tampoco abuses de los cuadros. Mejor un buen cuadro grande que muchos repartidos por las paredes. Y un último consejo, mantén tu casa ordenada y, dos veces al año, revisa todo lo que tienes en casa y deshazte de lo que realmente no necesites.

<< volver