Marzo 2017 #38
Asesor

¿Qué es la fianza del contrato de alquiler y cómo funciona?

fianza-defEn el proceso de alquiler de una vivienda, el propietario solicita al inquilino el abono de una cantidad de dinero denominada fianza como garantía de cumplimiento del contrato de arrendamiento. Su importe puede variar y se reintegra cuando finaliza el contrato. A continuación te contamos todo lo que tienes que saber sobre este concepto.

Cuando se formaliza el contrato de alquiler de una vivienda, el inquilino debe abonar la fianza, una cantidad de dinero equivalente a una mensualidad que es obligatoria y está regulada por ley (artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos). No obstante, el propietario puede solicitar más de una mensualidad como garantía adicional para costear posibles impagos o daños causados por el inquilino en la vivienda.

¿Para qué sirve la fianza?

La fianza es una garantía de la solvencia del inquilino y una muestra de la predisposición de éste a satisfacer el pago de las cuotas mensuales. Protege al propietario sobre posibles deudas o desperfectos de su vivienda.

¿Dónde se deposita la fianza?

En la mayor parte de las Comunidades Autónomas el propietario tiene la obligación de depositar la fianza en el organismo autonómico correspondiente. Por ejemplo, el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA, en la Comunidad de Madrid); el Institut Català del Sòl (INCASÒL, en Cataluña); el Instituto Gallego de Vivienda y Suelo (IGVS, en Galicia) o el Bizilagun en el País Vasco. Asimismo, existe un plazo para depositar la fianza en dichas instituciones, generalmente 30 días. El inquilino puede exigir a su casero el comprobante de dicho ingreso.

¿La fianza se actualiza?

El importe de la fianza está ligado a la cuantía de la cuota de alquiler, por lo que una prórroga del contrato -que puede conllevar la actualización de la renda de alquiler- también afectará a la fianza. Dependiendo del organismo depositario, basta con aplicar una actualización del importe. No obstante, en otros casos se precisa la devolución de la fianza que el inquilino entregó para que posteriormente efectúe un nuevo pago con el importe actualizado. Todas estas modificaciones se tienen que reflejar en el contrato, como anotación o anexo, o en nuevo texto.

¿Cuándo se devuelve la fianza?

Una vez revisado el inmueble y comprobado que se devuelve en las mismas condiciones que se entregó -que no falta mobiliario o enseres contemplados en el inventario y que se aporta en buen estado- se inician los trámites para la devolución de la fianza. El organismo depositario devolverá la fianza al propietario y éste deberá reintegrársela al inquilino mediante el ingreso en una cuenta, en metálico o con un cheque conformado. Cuando la devolución es en metálico el propietario debe asegurarse de que el inquilino hace constar que ha recibido dicha cantidad.

Si al finalizar el contrato existen mensualidades pendientes de pago o es necesario realizar reparaciones en la vivienda debido un mal uso por parte del inquilino, se podría utilizar el dinero de la fianza para costear esos gastos. Por lo tanto, el importe no se devolvería íntegramente al inquilino.

¿En qué se utiliza el dinero depositado en los organismos públicos?

La mayoría de los organismos de las Comunidades Autónomas invierten las  fianzas depositadas por los propietarios, lo que les genera una serie de intereses. Dichos intereses se destinan, según la normativa de cada región, a obras de rehabilitación y remodelación de las zonas más desprotegidas de las ciudades; a creación de vivienda protegida y en pagos de embargos o de justiprecio (indemnizaciones para las expropiaciones forzosas).

Noticias relacionadas:

¿Qué debes saber si te planteas vivir de alquiler?

¿Qué aspectos se deben de considerar al buscar una vivienda en alquiler?

Qué debes tener en cuenta antes de firmar un contrato de alquiler

¿Qué documentación se necesita antes de firmar el contrato de alquiler?

<< volver