Julio 2018 #
Asesor

¿Qué documentación se necesita para vender una casa?

A la hora de vender una vivienda conviene disponer de toda la información jurídica y técnica en regla que se requerirá no solo en el momento de anunciar el inmueble sino también durante el proceso y cuando se formalice la compraventa.

Uno de los pasos previos a poner una vivienda a la venta consiste en recopilar toda la documentación relativa a la propiedad. A continuación, enumeramos todos los datos necesarios en la comercialización:

Documentación en regla
En la fase de formalización es imprescindible que tanto el comprador como el vendedor aporten sus datos personales para que el notario pueda comprobar la identidad de las partes y reflejarla en el contrato de compraventa. Por ello, conviene asegurarse desde el inicio del proceso que se dispone de un documento de identidad oficial (DNI, NIE o pasaporte) en vigor porque se debe presentar el día de la firma. En el caso que haya más de un propietario, por ejemplo, que el vendedor sea una pareja, se debe aportar el documento identificativo de ambos. Cuando se vende a través de una persona apoderada, también se requiriere el documento de identidad de esta persona y el documento de otorgación de poderes correspondiente.

Título de la propiedad
En el momento de comercializar una vivienda, el vendedor tiene que facilitar una copia de la escritura notarial que le acredita como propietario del inmueble. Este documento incluye la fecha y cómo se adquirió el inmueble (por herencia o compraventa), así como sus características. Si el vendedor no dispone del título de la propiedad, puede solicitar una copia en la notaría que redactó la escritura.

Último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles
El vendedor también debe disponer del último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que grava la titularidad de un inmueble. El nuevo propietario de la casa deberá pagar este impuesto a partir del año siguiente a la fecha de adquisición de la vivienda.

Certificado de eficiencia energética
Es necesario acreditar la calificación energética de la vivienda cuando se procede a iniciar la comercialización. Si el vendedor no dispone de este documento, para conseguirlo debe contactar con un técnico profesional para que visite el inmueble, revise y certifique el estado de sus instalaciones para certificar el grado de eficiencia.

Cédula de habitabilidad
En algunas comunidades autónomas como por ejemplo en Cataluña el vendedor debe aportar este documento administrativo emitido por el Ayuntamiento de la población donde se encuentra la propiedad, que garantiza que el inmueble cumple con las condiciones mínimas de habitabilidad y es apto para ser destinado a vivienda.

Recibos y estatutos de la comunidad de propietarios
El vendedor también debe entregar los últimos recibos de la comunidad de propietarios para acreditar que los pagos están al día. En algunas comunidades autónomas también se precisa que el vendedor entregue una copia de los estatutos de la comunidad de propietarios. De esta forma, podrá facilitar al comprador las normas que rigen en la comunidad de la vivienda, así como las reglas para pagar los gastos, usar instalaciones y servicios, los seguros o cómo se elige la presidencia de la comunidad.

Planos de la vivienda
Finalmente, los planos de la vivienda y la información sobre las instalaciones son otro tipo de documentación que puede resultar útil para el comprador y que es recomendable que el vendedor presente para la venta de su casa.

Noticias relacionadas

Qué debes valorar si te planteas vender una vivienda

Beneficios de vender una casa con un asesor personal

Como preparar una vivienda para su comercialización

 

<< volver