Mayo 2018 #52
Asesor

Qué debes valorar si te planteas vender una vivienda

Si estás pensando en vender tu casa y aún no te has decidido, conviene que valores una serie de aspectos para asegurarte de que la venta es la opción que mejor se ajusta a tus necesidades.

La venta de una vivienda puede resultar una elección interesante. No obstante, a la hora de decantarse por esta opción se recomienda sospesar diversas cuestiones. A continuación, te facilitamos una serie de preguntas que pueden ayudarte en la toma de decisión.

¿Cuál es el objetivo de la venta?
Lo primero que hay que determinar es la necesidad que motiva la comercialización de una vivienda, es decir, el propósito que queremos conseguir con la venta. Existen muchas razones por las que vender puede resultar una buena alternativa y conviene tenerlas claras. Por ejemplo, si nuestra familia ha aumentado y el hogar ha quedado pequeño, el beneficio que obtengamos con la venta de la vivienda actual puede ayudarnos a costear los gastos de adquisición de una nueva propiedad que se ajuste mejor a nuestras necesidades. La venta también puede ser una buena elección si deseamos liquidar una deuda hipotecaria u obtener un beneficio por una propiedad que se haya revalorizado.

¿Cuál es la situación del mercado?
Otra cuestión importante es conocer la situación del mercado para determinar si es un buen momento para vender. Para ello, se recomienda disponer de información sobre las dinámicas del mercado en el que se encuentra la vivienda: volumen de transacciones, evolución de los precios, tipo de viviendas más solicitadas, incluso qué perfil de comprador es más habitual en la zona dónde queremos vender (parejas jóvenes, familias, singles, extranjeros, etc.).

¿De qué tiempo dispongo?
Otro aspecto a tener en cuenta y que está muy ligado a las necesidades que motivan la venta es el tiempo, entendido no solo como la urgencia que tenemos en vender, sino también como el tiempo de dedicación propiamente al proceso de venta. En este sentido, también conviene prever disponibilidad por ejemplo para recopilar toda la documentación necesaria o cuando se realicen las visitas.

¿Qué me costará?
Vender una vivienda conlleva una serie de costes, por ello, a la hora de plantearse esta opción debemos de tener en cuenta también los gastos e impuestos asociados a la compraventa, por ejemplo, la plusvalía municipal, el pago del IBI, los gastos de notaría para tramitar el cambio de nombre de la escritura, etc.

¿Venderé por mi cuenta o con la ayuda de un profesional?
Vender una vivienda por tu cuenta puede resultar un tanto complejo debido a todas las gestiones que se precisan y al conocimiento de mercado que comentábamos anteriormente. Sin embargo, contar con el asesoramiento de un profesional puede resultar una elección idónea ya que el asesor inmobiliario ofrece una visión experta del mercado y se encarga de realizar todas gestiones relacionadas con la comercialización ayudándote para que el proceso de venta sea más ágil y eficaz. De este modo, si te estás planteando vender también debes de sospesar si lo harás con la ayuda de un profesional.

¿Cómo es mi vivienda?
Por último, la tipología de la vivienda, sus atributos, así como su estado de conservación son aspectos en los que también tenemos que pensar ya que pueden afectar a la hora de vender. Por ejemplo, una casa que necesite reforma puede influir en el precio de venta y esto repercute en otros de los aspectos comentados anteriormente como la motivación de la venta –comprar una casa nueva –o en el tiempo– me urge vender.

Si ya te has decidido debes saber que Solvia también te asesora y acompaña durante todo el proceso de venta. Conoce aquí las razones por las que confiar en nosotros para ayudarte a vender tu casa.

Noticias relacionadas

¿Cuáles son los gastos y los impuestos asociados a la compraventa de una vivienda?

Beneficios de vender una casa con un asesor personal

Cómo preparar una vivienda para su comercialización

Guía para reformar una vivienda antes de venderla o ponerla en alquiler

<< volver