Mayo 2017 #40
Tendencias

Pasado y presente de las colonias industriales

colonias_industrialesLas colonias industriales fueron pequeños núcleos de población promovidos por una empresa o industria que se crearon en nuestro país a finales del siglo XIX, teniendo especial relevancia en Cataluña. La mayoría de estos modelos urbanísticos desaparecieron a finales de los sesenta, aunque algunos aún persisten reconvertidos en museos al aire libre.

La Revolución Industrial trajo no solo nuevas formas de producción sino también nuevas formas de vida y una adecuación urbanística ligadas al desarrollo fabril. La necesidad de ubicar grandes fábricas y de proporcionar viviendas a los trabajadores fue el motivo de la construcción de los poblados industriales con la fábrica como centro y motor de la localidad.

La mayoría de las colonias industriales se construían en los márgenes de los ríos para aprovechar la energía hidráulica en el funcionamiento de las máquinas. Como auténticas ciudades estas colonias integraban, además de las viviendas y de la fábrica, otros servicios como economato, casino, escuela, iglesia y dispensario.

Muchas de estas colonias están ya abandonadas, aunque desde la administración pública se están buscando soluciones para su rehabilitación; algunas se han reconducido a lo que se denomina “turismo industrial” y otras, como parte del patrimonio histórico, han adecuado sus instalaciones como museos. Algunas de ellas se han convertido en complejos residenciales o en barrios al expandirse la población más cercana. Veamos algunos ejemplos:

La colonia de Borgonyà, Sant Vicenç de Torelló (Barcelona)

Fundada por la empresa de hilados escocesa Coats (que se fusionaría con la catalana Fabra) su estructura arquitectónica se aleja del modernismo industrial de la época para seguir el modelo del norte de Europa con viviendas unifamiliares con patio delantero, salida posterior, zonas ajardinadas y deportivas y hasta campo de fútbol. Con estación de tren propia, carnicería, panadería, barbería, médico residente y cementerio, la colonia conocida como “de los ingleses” cerró su fábrica en 1999. En la actualidad, la zona de viviendas está considerada como un pueblo con identidad propia, aunque está integrado dentro del municipio de Sant Vicenç de Torelló.

Ajuntament de Sant Vicenç de Torelló

Viviendas en la colonia de Borgonyà en Sant Vicenç de Torelló

La colonia de la Fábrica de Armas, Oviedo

La industrialización y la necesidad de ubicar a los obreros cerca de su centro de trabajo promovió la construcción de viviendas en Oviedo. Escuela y todo tipo de servicios ocuparon parte de los terrenos de un convento desamortizado. Si en el siglo XIX estos núcleos residenciales y fabriles estaban apartados del casco urbano, en la actualidad, ante el crecimiento de la ciudad están plenamente integrados, y han dado lugar a barrios.

La colonia Vidal, Puig-reig (Barcelona)

La colonia Vidal es conocida por muchos motivos: es el escenario ficticio de la novela de Silvia Alcántara “Olor a colonia” y también es el escenario real de la serie de televisión basada en el mismo libro. Este interesante núcleo fabril puede ser visitado y además de adentrarnos en las instalaciones, podemos disfrutar de escenificaciones teatralizadas que muestran cómo era la vida en la colonia a principios del siglo XX.

Museu de la Colònia Vidal

La colonia Vidal reconvertida en museo en la actualidad

La Farga de Bebié, entre los municipios de Les Llosses y Montesquiu (Gerona/Barcelona)

En un paraje natural precioso, a caballo entre dos municipios y dos provincias, la Farga de Bebié es una muestra del evolución industrial a través de los años –forja de hierro, molino y fábrica textil– y de su decadencia. Fundada por el suizo Edmund Bebié, perteneciente a una importante familia dedicada a las hilaturas, aprovechó los saltos del río Ter (no en vano fue uno de los ingenieros que participó en la construcción del Canal de Suez) para crear una importante fábrica que se clausuró definitivamente en el 2008. Las casas de la colonia están en su mayoría deshabitadas y se alinean a lo largo del río y de la antigua carretera.

La Farga de Bebié que se clausuró definitivamente en el 2008

La Farga de Bebié que se clausuró definitivamente en el 2008

La colonia Güell, Santa Coloma de Cervelló (Barcelona)

La colonia más modélica, tanto por su arquitectura como por su funcionamiento empresarial es, sin duda la colonia Güell. Fundada por el empresario y mecenas Joan Güell, en la construcción de sus edificios se contó con los arquitectos más reputados de la época. La joya de la colonia es la cripta religiosa obra del arquitecto Antonio Gaudí y cuya visita, integrada en la ruta modernista, justifica por si sola el desplazamiento a la localidad.

colonia_guell_historia

La colonia Güell en su época de funcionamiento

Cripta de la Colònia Güell obra de Antonio Gaudí

Cripta de la colonia Güell

La colonia de Santa Eulalia, entre los municipios de Sax y Villena (Alicante)

Inspirado por las colonias industriales catalanas el conde de Alcudia y Gestalgar erigió en su propiedad la Colonia Agrícola de Primera Clase de Santa Eulalia en 1887. Aunque el poblado aglutinaba a los campesinos que trabajaban las vides, almendros y olivos pronto se construyó una fábrica de harinas y otra de licor.

Las viviendas junto con las fábricas, un teatro, economato, escuela, parada de ferrocarril y el palacio de los condes quedó deshabitado y en ruinas en los años 60. Para promover su protección y rehabilitación la colonia fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 2016.

 

Noticias relacionadas

Nueva vida para los pueblos abandonados

 

 

 

<< volver