Junio 2017 #41
Tendencias

Nueva vida para los pueblos abandonados

ValdelavillaEn España existen muchos municipios deshabitados. El éxodo del campo hacia las grandes ciudades -incentivado básicamente por la concentración del empleo- ha relegado casi al olvido a un gran número de pequeños núcleos situados en entornos rurales. Sin embargo, en los últimos años, se están llevando a cabo diversas acciones para repoblar estas localidades y dotarlas de una nueva vida.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que existen 3.287 localidades españolas con población cero, es decir, municipios sin un solo habitante censado. Además, según el estudio “Población y Despoblación en España 2016” elaborado por la Comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), dos de cada 10 municipios españoles no superan los 100 vecinos. Todos estos datos evidencian las consecuencias de las grandes olas migratorias del campo a la ciudad y del envejecimiento progresivo de la población rural.

Ante esta situación, algunos ayuntamientos y colectivos locales están impulsando iniciativas para revitalizar y repoblar estos municipios. En algunos casos se ofrecen viviendas a precios reducidos o la posibilidad de explotar campos y huertas. En otras ocasiones, se ceden espacios para establecer negocios (bares, panaderías, tiendas de ultramarinos, etc.). A continuación te mostramos algunos casos de éxito:

1. Ligüerre de Cinca (Huesca)

Aunque la construcción del embalse de El Grado aumentó la riqueza hidrográfica de esta zona del Pirineo oscense, la inundación de la localidad supuso la despoblación de la zona. No obstante, en 1986 se inició la rehabilitación y construcción de un centro vacacional en Ligüerre, un proyecto que atrajo visitantes e incentivó la creación de puestos de trabajo. En la actualidad esta población se ha convertido en uno de los lugares más demandados por parejas que desean una boda diferente y singular.

Liguerre_def2. Solanell (Lleida)

El proyecto arquitectónico impulsado por el arquitecto Saül Garreta ha hecho posible que esta localidad, abandonada desde 1972, haya conseguido erigirse como un referente de la recuperación de pequeños núcleos rurales. Durante más de cuatro años se han reconstruido las casas, las pistas de acceso, las fuentes y el tendido eléctrico. En enero del 2017 se inauguró el primer albergue turístico pero la hostelería no es el único motor para revitalizar el pueblo. A través de una cooperativa, se pretende impulsar todo tipo de iniciativas agrarias, artísticas y educativas con el objetivo de revivir a Solanell. Además, las energías renovables tienen un papel destacado en todo el proyecto.

Solanell

alberg_solanell

Alberg “El Gall Negre” de LPR Arquitectes

3. Valdelavilla (Soria)

Resulta curioso que en una aldea de Soria se realicen cursos intensivos de inglés. No obstante, esta iniciativa -que ya lleva varios años funcionando con éxito- ha conseguido que Valdelavilla se rehabilite. Las 15 casas rurales ubicadas en el municipio acogen convenciones de empresas, fiestas y encuentros familiares. Si bien el pueblo no se ha repoblado, se ha conseguido crear puestos de trabajo en una zona con una bajísima densidad demográfica.

valdelavilla_4

4. Umbralejo (Guadalajara)

El Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA) ha conseguido que el pueblo de Umbralejo se rehabilite y que estudiantes de secundaria se aproximen a la realidad de la vida rural. La iniciativa, auspiciada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, establece estancias de una semana a alumnos de centros inscritos en este programa. Los jóvenes trabajan, guiados por monitores y agricultores de la zona, en tareas agrarias. De esta manera toman conciencia de la importancia de preservar tanto la naturaleza como el campo.

Umbralejo_1

5. Castelnou (Teruel)

La incipiente población infantil ha hecho que muchos ayuntamientos realicen llamamientos por diferentes medios y a través de organizaciones como “Abraza la Tierra”, ofreciendo viviendas a familias con niños en edad escolar. Éste es el caso de Castelnou que ofrece a sus residentes suelos para construir viviendas, suministros gratuitos y la exención del pago de los impuestos municipales.

casatelnou_3

Noticias relacionadas

La recuperación de las huertas de Caldes, Premio Europeo del Espacio Público Urbano

El lado humanitario de la arquitectura

<< volver