JULIO 2017 #42
Solvia Press

Los gastos de compra de una vivienda

A la hora de  comprar una vivienda, con hipoteca o sin hipoteca, siempre existen costes adicionales. Por ello, se aconseja tener unos ahorros cercanos al 10% del valor de la vivienda para afrontar estos gastos extraordinarios.

Tasación de la vivienda: En caso de solicitar una hipoteca para comprar la casa es necesario pagar una tasación de la propiedad. Así el banco sabrá el porcentaje de financiación que concederá en función del valor. El coste de la tasación depende del tipo de inmueble, y oscila entre 250 y 350 euros.

Gastos de notaría: Los honorarios del notario, regulados por la administración, dependen del precio del inmueble. Hay que pagar por dos escrituras, la de compraventa y la de la hipoteca. En una vivienda de 250.000 euros, los gastos de escritura de compraventa ascenderían a 400 euros.

Registro de la propiedad: inscribir las dos escrituras relacionadas con la compraventa de la vivienda en el registro de la propiedad podría suponer unos 350 euros para una vivienda comprada por 250.000 euros.

Impuestos: hay dos impuestos diferentes en función de si la vivienda es nueva o de segunda mano. En la vivienda nueva, el impuesto que grava este inmueble es el iva del 10%. Por tanto, en una vivienda de 250.000 euros, el impuesto será de 25.000 euros. En una vivienda usada, el tributo es el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP) y varía en función de la comunidad autónoma pero oscila entre el 5% y el 10% del precio escriturado (entre 12.500 y 25.000 euros para el ejemplo anterior).

Tanto la vivienda nueva como la usada están sujetas al pago de otro impuesto: el de actos jurídicos documentados (AJD) que supone el 1% del precio escriturado de la compraventa y otro 1% de la cuantía escriturada de la hipoteca.

Gestoría: la gestoría de la entidad financiera es la encargada de tramitar la liquidación de los impuestos y de realizar otros papeleos. Sus gastos se sitúan en torno a los 250 euros.

Fuente: Idealista

<< volver