Junio 2017 #41
Tendencias

Los 6 estadios más representativos de la historia de la Eurocopa

Stade_de_France_01

El próximo 10 de junio arranca la 15ª edición de la Eurocopa con el partido inicial que disputarán Francia, país anfitrión, y Rumanía. El encuentro tendrá lugar en el Stade de France, uno de los 10 estadios que acogerán los 55 partidos que conforman la fase final de esta competición. En Europa, el Stade de France está concebido como uno de los recintos deportivos más relevantes, tanto por su capacidad como por su arquitectura. No obstante, existen otros estadios europeos que también han sido y serán sede de esta competición, y que se consideran auténticos hitos del diseño.

Tradicionalmente, los campos de fútbol han sido puntos de encuentro entre las aficiones y sus equipos. No obstante, a estos lugares se les están dando nuevos usos. Desde hace algunos años, también acogen eventos culturales como conciertos y festivales. Si a esto sumamos la intervención de prestigiosos arquitectos y estudios de arquitectura en el rediseño o la construcción de nuevos estadios, podemos constatar que nos encontramos ante una nueva dimensión de estas instalaciones. En Europa existen muestras palpables de ello.

El Stade de France, sede de la final de la Eurocopa 2016

Ubicado en el barrio parisino de Saint-Denis, el Stade de France, que acogerá la final de la Eurocopa 2016, es el recinto en el que la selección francesa disputa habitualmente todos sus partidos. Su construcción en 1998 para acoger el Mundial de Fútbol supuso todo un logro porque se consiguió una capacidad para más de 80.000 espectadores. Hasta entonces, ningún campo de fútbol francés había superado las 45.000 localidades.

Su edificación corrió a cargo del equipo de arquitectos formado por Michel Macary, Aymeric Zublena, Regembal Michel y Claude Costantini, quienes focalizaron su atención en conseguir que se tuviera una visión completa del campo. Para ello, se ideó un programa de ordenador que simulaba la visión de cada uno de los espectadores desde las gradas. De este modo, se testó el proyecto garantizando una perfecta visibilidad del terreno de juego.

Stade_de_France_02

El Stade de France, sede de la final de la Eurocopa 2016

El Stade de France cuenta con una cubierta elíptica de 13.000 toneladas de peso que, sin cubrir completamente el estadio, protege perfectamente a todos los espectadores de las inclemencias del tiempo.

El nuevo Wembley

Wembley forma parte de la historia del fútbol. El antiguo estadio londinense fue considerado durante décadas como el templo por antonomasia de este deporte. Su antecesor, datado en 1923, quedó obsoleto cuando Londres fue la ciudad elegida para celebrar los Juegos Olímpicos en 2012. La necesidad de contar con un “superestadio” donde albergar la competición hizo necesaria la construcción de un nuevo recinto.

old_wembley_01

Vistas del antiguo estadio de Wembley.

El proyecto del nuevo Wembley fue encargado al reconocido arquitecto Norman Foster y las obras, iniciadas en 2002, concluyeron cinco años más tarde, en 2007.

plano_new_wembley_01

Corte longitudinal del proyecto del nuevo Wembley.

Con una capacidad para 90.000 espectadores, el estadio de Wembley tiene una cúpula retráctil, con un singular arco de 135 metros de altura que por la noche se ilumina y se convierte en una de las atracciones del nuevo skyline londinense.

new_wembley_02

Vista nocturna del nuevo Wembley.

Amsterdam Arena, el primer estadio cubierto

ajax_01

El Amsterdam Arena con la cúpula cerrada por completo.

El estadio del equipo del Ajax, proyectado por los arquitectos Rob Schuurman y Sjoerd Soeters, fue el primero del mundo en tener una cúpula totalmente retráctil con capacidad para cubrirlo completamente. En tan solo 18 minutos, dos paneles móviles de 400 toneladas cada uno consiguen sellar el recinto. Además, tiene capacidad para unas 53.000 personas y ha sido sede de la Eurocopa 2000. La candidatura holandesa para la Eurocopa 2020 incorpora este estadio como una de sus sedes principales.

ajax_02

En el Amsterdam Arena el equipo del Ajax juega sus partidos de la liga holandesa.

Roma: un estadio olímpico eterno

Sede de los Juegos Olímpicos de 1960, el actual estadio de la Roma y de la Lazio respira historia por todos sus rincones. Con 90 años en pie, ha sido escenario de una Eurocopa, un Mundial y 4 finales de la Liga de Campeones.

olimpico_roma_02

El olímpico es el estadio de los equipos de la Roma y la Lazio.

Para el Mundial de Italia de 1990 se llevó a cabo una importante reestructuración: el Olímpico pasó a ser un estadio cubierto para los espectadores por una estructura de acero y teflón. Los autores de la nueva remodelación de este histórico recinto deportivo fueron los arquitectos Carlo Roccatelli y Annibale Vitellozzi.

Da Luz de Lisboa, donde empezó la Eurocopa

El estadio Da Luz fue sede del primer partido de la Copa de Europa en 1953 y, antes de su remodelación en 2003, llegó a acoger unos 135.000 espectadores en un encuentro entre el Benfica y el Oporto. Como todas las grandes catedrales del fútbol –los propios aficionados lo llaman “la catedral”-, ha sufrido múltiples remodelaciones. La última supuso un hito para la ciudad ya que ha convertido esta instalación en una de las más emblemáticas del fútbol europeo.

da_luz_01

El estadio Da Luz de Lisboa fue el primero en el que se disputó un partido de la Eurocopa, en 1953.

El nuevo Da Luz está culminado por una leve y translúcida cubierta de policarbonato. Su diseñador, el arquitecto australiano Damon Lavelle, quiso realzar la luminosidad que recibe el recinto y que hace honor a su nombre. Los aledaños del estadio acogen un complejo deportivo, una zona comercial, un gimnasio, un restaurante panorámico y el museo del Benfica.

Allianz Arena, el estadio del futuro

El futuro de los campos de fútbol pasa por el ejemplo del Allianz Arena de Múnich, donde su equipo estrella, el Bayern, disputa los partidos de la liga alemana. Inaugurado el 31 de mayo de 2005, sus sucedáneos han seguido su estela arquitectónica.

allianz_arena_01

Proyecto del Allianz Arena.

También llamado “la bañera”, su principal característica son los paneles cambiantes de la fachada, que, según el equipo que juegue (Bayern de Múnich, TSV 1860 München o la selección alemana), modifican su color a rojo, azul o blanco. Gracias a los 2.874 paneles de tan solo 0,2 milímetros de grosor, el exterior del estadio se transforma y se adapta a la cromática de estos equipos.

allianz_arena_03

El exterior puede iluminarse con tres colores, rojo, azul y blanco, en función del equipo que juegue.

Según la web del estadio, de los casi 70.000 espectadores que asisten a los partidos del Bayern, 66.000 pueden hacerlo sentados. Como curiosidad cabe mencionar que, en los partidos de la Bundesliga que se celebran en este estadio, los aficionados suelen consumir unos 15.000 refrescos, 40.000 cervezas y 20.000 salchichas. El artífice de esta impresionante instalación deportiva es el estudio de arquitectos Herzog & de Meuron.

allianz_arena_02

El Allilanz Arena tiene capacidad para casi 70.000 espectadores, 66.000 de los cuales pueden sentarse.

<< volver