Julio 2018 #
Asesor

Los 5 puntos para blindar la salud de una casa

Los 5 puntos clave para la salud de una casa

Saludable, confortable, sostenible, segura y actualizada. Si quieres que tu casa se mantenga en buen estado, estas son las 5 cuestiones que debes revisar.

Además de prevenir problemas de seguridad y mejorar la calidad de vida de sus habitantes, un mantenimiento correcto incide también, entre otros factores, en la revalorización de un inmueble. ¿Cumple tu casa estos 5 puntos?

Saludable

Un hogar saludable mejora nuestra calidad de vida y previene futuras enfermedades. Una temperatura adecuada, un aire limpio y renovado y un estado general de limpieza contribuyen además a hacernos la vida más agradable. La salud de una casa depende de aspectos que se ven y son fácilmente constatables, como el estado de la pintura o la higiene, y otros que permanecen ocultos, como la condensación o la suciedad acumulada en las rejillas de las extractoras o del aire acondicionado.

Los expertos recomiendan pintar cada 3 o 5 años. Las nuevas pinturas ecológicas, que no emplean químicos, previenen posibles alergias. Y las humedades se pueden evitar con una buena ventilación diaria. Así evitaremos la proliferación de hongos en techos y paredes, muy comunes en cuartos de baño. Esas capas de moho, además,se pueden retirar con un simple paño húmedo.

Es recomendable ventilar de forma cruzada toda la casa a diario, al menos durante 15 minutos, incluso en invierno. Es mejor provocar esas corrientes de aire durante un corto espacio de tiempo que dejar una sola ventana abierta o semiabierta todo el día.

La limpieza y sustitución periódica de la rejilla de la extractora de la cocina, de los filtros de aire acondicionado, de las gomas de los grifos o del flexo y la alcachofa de la ducha son medidas sencillas y económicas que deberían forman parte del calendario anual de un hogar saludable.       

Una correcta ventilación contribuye a mejorar la salud de una casa

Confortable

La vivienda debe ser cómoda y responder a las necesidades de sus habitantes. El estado deficiente o la mala ubicación de los muebles se convierten en una rémora de la que a veces no somos conscientes.

La disposición de los muebles debe responder a tus necesidades reales. Llenar el pasillo de estanterías y hacerlo infranqueable, por ejemplo, afecta a la seguridad y a la calidad de vida.

La iluminación, además, puede hacer más por crear ambientes serenos y agradables que la pintura o los propios muebles. Prueba a colocar luces indirectas y crear varios ambientes dentro de una misma estancia jugando más con la luz que con los muebles. Los resultados son sorprendentes.

Sostenible

Hablamos del ahorro energético optimizando el consumo y de mejorar la calidad de los cerramientos por los que perdemos frío o calor, en función de la época del año.

Si se toman las medidas adecuadas, el ahorro de la factura de la luz, del gas o del agua puede superar el 40%. Además de que reducimos el CO2 y mejoramos el aire de nuestras ciudades.   

Ahorrar energía depende de detalles que no tienen que representar un desembolso económico. Por ejemplo, tener la nevera llena consume menos energía. Por eso es aconsejable ocupar los estantes vacíos con recipientes de agua, porque para el motor del frigorífico trabajará menos que si tuviera que enfriar el aire. Otras medidas económicas: colocar burletes en las ventanas y apagar los equipos que consumen electricidad en modo reposo. Los que más gastan son el televisor, el decodificador, el router o la impresora. Así que es aconsejable desenchufarlos si no los vamos a utilizar durante unos días.

La regulación de la temperatura ayuda a prevenir enfermedades y mejora la salud de una casa

Actualizado

¿Hace cuantos años que no haces obras en el inmueble? Si tienes que pensarlo mucho puede ser un indicio de que todo marcha a la perfección o de que hemos descuidado el mantenimiento.

Llevar una libreta de revisiones con las fechas y detalles de cada actuación, nos ayudará a programar bien todas las actualizaciones. Así sabremos los años que han pasado desde que hemos pintado, renovado el cableado o engrasado la puerta del garaje.

Seguro

Las casas actuales están diseñadas para minimizar los riesgos, pero debemos tratar siempre de prevenir los accidentes domésticos más comunes, relacionados con caídas, intoxicaciones y obstrucción de las vías respiratorias. La zona de más riesgo en la casa es la cocina. Colocar protectores en las esquinas de los muebles, revisar las instalaciones de gas, no sobrecargar y cubrir los enchufes o fijar bien todos los muebles a las paredes, incluidas las cómodas y armarios, son remedios sencillos y eficaces contra posibles sustos, sobre todo en este último caso para los niños y las personas mayores.  

La mayor parte de los accidentes e incendios graves en las viviendas están relacionados con el mal uso y los problemas de combustión de calderas, braseros, chimeneas de leña y estufas, que pueden emitir monóxido de carbono. Es la mejor inversión: cambiar los viejos equipos por electrodomésticos más eficientes y seguros. Ahorraremos en la factura y viviremos más seguros.  

Para limitar el riesgo de robo podemos instalar dobles cierres en las ventanas y hacer un inventario fotográfico de los bienes de más valor. Cerremos al irnos las llaves maestras de la luz, el gas y el agua y cuidemos las ventanas interiores que dan a patios y escaleras, que son las más vulnerables.

 

Noticias relacionadas 

10 consejos fáciles para ahorrar agua en casa

Consejos para mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar

Qué es una vivienda sana y qué debes hacer para conseguirla

 

 

<< volver