Junio 2017 #41
Decoración

Las alfombras de vinilo

Imagen 3
Imagen 1
Vinilo comedor

Las alfombras de vinilo o alfombras vinílicas son ideales para todo el año y las hay de mil colores y estampados distintos. ¿Cuáles son sus particularidades? ¿Dónde es mejor colocarlas? ¿Cómo podemos adaptarlas al estilo decorativo de nuestra vivienda? Te contamos las claves para sacar el mejor partido a este tejido.

Por lo general, las alfombras de algodón o lana se utilizan mayormente en invierno, porque aportan calidez y dan un aire acogedor a cualquier estancia de la casa. No obstante, existen alfombras elaboradas con materiales más novedosos que se están popularizando por su capacidad de adaptación a cualquier estación del año. El uso cada vez más recurrente de las alfombras de vinilo en el hogar es un claro ejemplo de esta tendencia.

Estas alfombras se fabrican con materiales ligeros que repelen los ácaros, por lo que son ideales para aquellos hogares en los que habitan personas con problemas de alergias. Además son fáciles de lavar, no estropean los suelos ni acumulan cargas electroestáticas. Todas estas ventajas les otorgan múltiples usos en los hogares. Para sacarles el mejor partido, te contamos cómo puedes combinarlas en tu vivienda.

Decoración vs. Funcionalidad

Escoger en que estancia vamos a situar la alfombra es el primer paso para determinar qué color o tamaño será el más idóneo. Las alfombras tradicionales se suelen disponer en comedores, pasillos y otras zonas de paso. Sin embargo, las alfombras vinílicas también tienen cabida en cocinas y baños por su resistencia e impermeabilidad. Pueden utilizarse incluso en el exterior, para decorar terrazas, balcones o rincones del jardín.

Si optas por usarlas como objeto puramente decorativo, deberás poner atención a los colores y estampados. Si por el contrario decides utilizarlas como elementos para delimitar espacios, o para cubrir zonas que suelen ensuciarse, tendrás que priorizar el tamaño por encima de la estética.

Otro factor a tener en cuenta cuando escojas la alfombra ideal, será el color de las paredes, el tipo de suelo y el estilo decorativo que deseemos dar a aquella zona en particular.

Imagen 4

Alfombra de vinilo para el comedor.

Colores y estampados

El color de la alfombra y el estampado puede transformar radicalmente el ambiente de una habitación o estancia. Las alfombras vinílicas, en este sentido, cuentan con una gran variedad de diseños y gamas cromáticas.

Por una parte, los colores cálidos suelen utilizarse para transmitir confort y calidez. Por eso, se recomienda utilizarlos en zonas comunes, como el salón o el comedor. Por el contrario, los tonos fríos, como el lila, el azul o el verde, consiguen crear ambientes relajantes. Los dormitorios y los baños son la mejor apuesta en este caso.

Por otra parte, si lo que quieres es darles un uso puramente decorativo, los estampados serán tu mejor aliado. Pueden ser figurativos o geométricos, además de los lisos y si su textura es fina, podrás usarlos en comedores para simular suelos cerámicos.

Imagen 5

Alfombra de vinilo en exterior.

Estilos decorativos

Una vez decidido el color o estampado, el tamaño y dónde la vamos a ubicar, deberemos tener en cuenta el estilo decorativo de nuestro hogar para que la alfombra se le adapte y no desentone. Cuestiones como el color del mobiliario, la tapicería o el color de las paredes nos ayudarán a decidir la mejor opción.

El estilo nórdico, por ejemplo, utiliza este tipo de alfombras de manera habitual, ya que aportan naturalidad y frescura en los ambientes. Pero no es el único, ya que al contar con una gran variedad de estampados, estos textiles también pueden encajar perfectamente con estilos muy diversos, como el retro, el vintage e incluso el industrial.

 

Notícias relacionadas

Consejos para decorar con alfombras. 

<< volver