FEBRERO 2017 #37
Tendencias

La mejor casa del mundo se encuentra en España

MM_1La Casa MM, obra del despacho de arquitectos OHLAB, ha sido galardonada por el World Architecture Festival (WAF) como la mejor vivienda unifamiliar del mundo. La propiedad ubicada en Palma de Mallorca se ha diseñado siguiendo criterios de optimización energética.

Este reconocimiento no es el primer premio que recibe esta innovadora vivienda ideada por OHLAB (Oliver Hernaiz Architecture Lab) ya que, este mismo año, también se alzado como el mejor proyecto de eficiencia energética en los X Premios NAN de Arquitectura y Construcción. Ambas distinciones atestiguan el bellísimo diseño y el componente sostenible que aúna esta singular propiedad.

Interior_CasAMM

El planteamiento estructural de la vivienda es en apariencia simple: cuatro cajas independientes –cocina, zona de estar y comedor, habitación principal y habitaciones de invitados– dispuestas y orientadas con el objetivo de conseguir las mejores vistas.

MM_plano

Por consiguiente, la casa que está edificada en una ladera, cuenta con distintas perspectivas. Desde el salón y la sala de estar (orientación sureste) se obtiene unas bonitas vistas del mar y del jardín. La cocina (orientada a sur) ofrece una mirada a la huerta. Y desde las habitaciones (orientación este) vislumbramos el jardín y el castillo Bellver.

MM3

No sólo sus múltiples vistas hacen de esta vivienda, una pieza arquitectónica de referencia. Otra de sus virtudes es que garantiza un consumo mínimo de agua y electricidad. En la edificación de la propiedad se ha seguido el estándar de construcción Passivhaus, concepto que pretende conseguir edificios energéticamente eficientes, con un elevado confort interior y económicamente asequibles.

MMint

Muestra de ello es la cubierta a dos aguas que posibilita que las precipitaciones llenen dos tanques, uno para riego y otro para el consumo doméstico que, a su vez, se calienta gracias a paneles solares instalados en el techo.

MM2

La Casa MM se encuentra en las afueras de Palma de Mallorca, en un barrio tranquilo y agreste dónde la construcción ha quedado perfectamente integrada con el entorno. No obstante, el interior no desmerece al exterior: sus 200 metros cuadrados han sido vestidos con colores blancos y naturales cediendo al paisaje, gracias a los ventanales, el protagonismo total de la vivienda.

MM_4

 

Fotos  © José Hevia

Noticias relacionadas:

Los edificios de consumo de energía casi nulo proliferan en España

Casas integradas en la naturaleza

<< volver