AGOSTO 2017 #43
Tendencias

La arquitectura de Alejandro Aravena, el último ganador del Premio Pritzker

Alejandro Aravena, arquitecto

Alejandro Aravena, último premio Pritzker de arquitectura.

El chileno Alejandro Aravena ha recibido recientemente el Premio Pritzker, considerado como el Nobel de la Arquitectura, por su obra de carácter social en este campo. El presidente del jurado, Peter Palumbo, describió el trabajo de Aravena, y su estudio Elemental, como una “revelación”. Con tan solo 48 años, el premiado ha recibido el mayor honor que puede conseguir cualquier profesional que trabaje en este ámbito.

Uno de los aspectos más reveladores de su obra es la demostración de que el compromiso social en la arquitectura puede llegar a mejorar la calidad de vida de las personas.

Hasta hace poco más de una década, Aravena era un arquitecto reconocido, sobre todo en su país de origen, Chile. Su obra más conocida hasta entonces era el Proyecto Quinta Monroy, que en 2004 significó su proyección internacional; el encargo se basaba en la construcción de viviendas para 100 familias desfavorecidas. El arquitecto, en lugar de diseñar un bloque de apartamentos, decidió construir mitades de casas que cada familia, según sus necesidades y capacidades, podría ir remodelando y ampliando.

La Pintana, Santiago de Chile

Proyecto de Aravena en La Pintana, en la ciudad de Santiago de Chile.

Aravena define su filosofía de trabajo como “un proceso de inclusión de la comunidad” y afirma que su mayor fuente de inspiración se encuentra en los barrios marginales, en las favelas y, en definitiva, en las necesidades de la gente.

Algunas de sus obras más representativas se encuentran en la Universidad Católica de Chile (Santiago de Chile), en concreto, los edificios de las facultades de Matemáticas (1994), Medicina (2004) y Arquitectura (2004), y también, las Torres Siamesas (2005), que se localizan en el campus de la misma universidad. Así mismo, es representativo el proyecto de reconstrucción de la ciudad de Constitución, también en su país natal, después del tsunami sufrido en 2010. Actualmente, el arquitecto y su estudio Elemental siguen construyendo este tipo de viviendas sociales en Asia y Europa.

En los últimos años, el Premio Pritzker se ha ido alejando de la espectacularidad de la obra arquitectónica e intenta acercarse más a modelos con mayor impacto entre la sociedad, que den oportunidades a los menos privilegiados, con edificios o instalaciones más sostenibles, que reducen el consumo de energía y que intentan paliar los efectos de los desastres naturales, como queda reflejado en las obras de Aravena.

Torres Siamesas

Torres Siamesas en la ciudad de Santiago de Chile.

<< volver