Noviembre 2017 #46
Reportaje

Glamping, campings con glamour

MOMENT_Solvia_post_glampling_03
MOMENT_Solvia_post_glampling_02
MOMENT_Solvia_post_glampling_01

Renovarse o morir. Los hoteles y los campings están a la caza de nuevos clientes, más exclusivos y con gustos más sofisticados. La nueva tendencia en hostelería se llama glamping, nombre que nace de la fusión de las palabras glamour y camping, y define una nueva forma de turismo que seduce a adinerados jóvenes y bohemios que quieren pasar sus vacaciones  viviendo una experiencia diferente, lejos de las construcciones de hormigón y ladrillos y en pleno contacto con la naturaleza sin renunciar al confort de los mejores hoteles.

Todo tiene su origen, y el del glamping hay que buscarlo en las elitistas cacerías que se realizan en la sabana africana. Las carpas que acogían a los adinerados turistas trasladaban servicios y comodidades de primera clase a parajes desiertos. Poco a poco, la tendencia se impuso en países con una vasta naturaleza todavía por descubrir como Australia y Estados Unidos, y hace poco que ha llegado a España, en forma de armoniosas casas en los árboles, sofisticadas tiendas indias o yurtas.

Estos espacios están especialmente preparados para quienes buscan naturaleza sin abdicar del confort de una casa y disfrutar de otros privilegios que no se incluyen en la oferta tradicional de los campings, como tener que montar la tienda, dormir incómodamente en el suelo o no tener luz eléctrica. El glamping es apto para todos los públicos, incluso para el turismo familiar. Los nuevos establecimientos de glamping también ofrecen numerosas actividades relacionadas  con la naturaleza y el equilibrio corporal y mental, como masajes o sesiones de reiki. Se trata, en definitiva, de un turismo totalmente diferente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

¿Vives en una casa sana?

Curiosos edificios reconvertidos en viviendas

Casas que se adaptan al entorno para ahorrar energía

 

 

 

 

<< volver