Noviembre 2017 #46
Tendencias

Edificios que luchan contra la contaminación atmosférica

contamina_01

La polución medioambiental es uno de los problemas más importantes a los que nos enfrentamos actualmente. Sin embargo, esta dificultad se combate con nuevas tecnologías como los edificios que absorben la contaminación.

Las zonas más afectadas por la contaminación atmosférica suelen ser aquellas donde existe una elevada actividad industrial y, además, un gran parque de vehículos, los cuales desprenden sustancias nocivas que pueden suponer un peligro para la salud de sus habitantes.

Muchas ciudades reaccionan con medidas normativas y legales para minimizar el efecto de tales emisiones sobre la población. No obstante, cada vez más se imponen soluciones tecnológicas para combatir el problema.

Un claro ejemplo es el auge de lo que se denomina “arquitectura sostenible”, es decir, construcciones más conscientes y respetuosas con el medio que las rodea.

Edificios que filtran el aire

A día de hoy, una de las alternativas en alza son las construcciones que “limpian el aire”. Dichos edificios incorporan en sus fachadas una capa de dióxido de titanio que reacciona con la luz del sol y filtra las partículas que polucionan el aire, contrarrestando así las consecuencias de las mismas.

Los edificios que utilizan estos materiales se denominan “osmóticos”, ya que se comportan como lo hacen las plantas y los árboles, consumiendo dióxido de carbono y exhalando oxígeno. Entre ellos destacan:

  • El Hospital General Dr. Manuel Gea González, de México. Este complejo sanitario ha aplicado esta tecnología en la torre de especialidades. Incorpora un revestimiento totalmente independiente ubicado en la fachada principal, elaborado con un nuevo material capaz de descomponer las partículas de los gases contaminantes, haciéndolos menos nocivos. Con la aplicación de esta nueva tecnología se disuelve el dióxido de carbono generado por casi 9.000 vehículos.

  • El Palazzo Italia de Milán. Esta construcción está fabricada con un nuevo tipo de hormigón, capaz de absorber gases contaminantes, y diseñada también para filtrar y limpiar el aire. Además, la reducción del consumo interno de energía eléctrica de este edificio puede suponer ahorros de hasta el 40%.

París, China y Dubái están llevando a cabo proyectos para convertir ciudades con problemas de contaminación en enclaves libres de emisiones de efecto invernadero, gracias a la construcción de edificios sostenibles y tecnológicamente dotados de materiales y sistemas como los empleados en México o Milán. Se estima que para el año 2050 muchas metrópolis del mundo aplicarán dicha tecnología en sus construcciones.

<< volver