Marzo 2017 #38
Decoración

Domótica, el control total del hogar

FOTO FINAL

La domótica ha dejado de ser ciencia-ficción para facilitar la vida. Gracias a ella es posible tener una vida más cómoda, segura y eficiente.

Hoy en día basta con un teléfono móvil, una tablet o una televisión inteligente para controlar una casa. Poco que ver con la imagen que se tenía de la domótica hasta hace relativamente poco tiempo: un lujo inalcanzable.

En la actualidad, se puede transformar un hogar en una casa totalmente cómoda, segura, que ahorre energía y que funcione de forma automática y programada cuando el usuario no está presente. Una casa en la que se puede controlar la iluminación, la climatización, los sistemas de seguridad y cualquier otro mecanismo o electrodoméstico tocando un simple botón.

Las nuevas tecnologías proporcionan, gracias a las interfaces, una gestión sencilla y simple de estos sistemas. Incluso han aparecido diversas aplicaciones para los smartphones de última generación que facilitan la interacción entre los usuarios y estos programas de control inteligente de la vivienda.

Te mostramos cómo influye la domótica en el hogar y qué aporta a la vida cotidiana:

Iluminación

Una de las primeras utilidades que tuvo la domótica fue el control de la iluminación. Además de conseguir un importante ahorro energético al ajustar el consumo de electricidad a las necesidades reales, el control remoto de la iluminación también puede ayudar a crear ambientes personalizados y a aumentar la calidad de vida regulando el encendido e intensidad de las luces.

Electrodomésticos

Los electrodomésticos son los elementos con mayor adaptación. Solamente disponiendo de un dispositivo móvil es posible controlar el aire acondicionado, la calefacción, conectar el horno para que acabe de cocinar la cena e incluso regular la temperatura del frigorífico.

Seguridad

La seguridad es uno de los aspectos más importantes para dotar de elementos domóticos la vivienda. El modo simulación de presencia, el envío de mensajes en caso de detectar intrusos o la vigilancia a través de cámaras remotas son algunas de las características que ofrece. Y la principal ventaja de estos sistemas es que se pueden controlar a distancia.

Comodidad

Por último, una de las características más atribuidas a la domótica es la comodidad que esta ofrece. Poder llenar la bañera, regular la intensidad de la calefacción o controlar la cámara del garaje son algunas de las funciones que las nuevas tecnologías permiten hacer de forma remota. Existen herramientas que gestionan y controlan estos y muchos más aspectos de nuestra vida cotidiana.

Las posibilidades tecnológicas de la domótica no parecen tener fin y cada vez son más las herramientas y elementos que se pueden instalar en una vivienda.

 

 

<< volver