JULIO 2017 #42
Decoración

Decorar tu casa con estilo industrial

INDUSTRIAL_01
INDUSTRIAL_02

Los muebles desgastados, los colores oscuros y cálidos o los tonos metalizados son algunas de las características que definen el estilo industrial. El objetivo a la hora de decorar nuestra casa según estas formas de expresión ha de ser trasladar el ambiente del pasado industrial, a través de determinados elementos.

Este estilo nace en Estados Unidos, más concretamente en Nueva York, en la década de los cincuenta. Las fábricas y los grandes almacenes, abandonados y situados en la periferia de la ciudad, se transformaron en viviendas y estudios de trabajo. Actualmente, encontrar este tipo de viviendas es más complicado pero parece que la estética que los caracterizaba vuelve a estar de moda.

Te contamos cuales son los factores clave para crear tu propio ambiente industrial.

La paleta de colores. Las tonalidades predominantes en esta decoración, mayoritariamente, son el negro, el gris, el beige y el blanco. Así pues, los colores oscuros y fríos siempre serán bienvenidos. Si quieres dar un aire romántico, apuesta por una combinación cromática más clara, con tonos blancos y pastel. Si, por el contrario, lo que buscas es una decoración más atractiva, decántate por una paleta de colores grisáceos y oscuros.

Estructura al descubierto. El atractivo visual de la arquitectura industrial recae en el desgaste y la desnudez de sus estructuras y materiales. Dejar al descubierto las paredes de ladrillo, las vigas y las cañerías, entre otros, son los principales referentes estéticos de este estilo.

El mobiliario. A la hora de escoger el mobiliario, recuerda que lo que se busca es crear un impacto visual sin pretensiones, gastado, industrial. Los muebles más adecuados para decorar tu hogar son las lámparas metálicas, los sofás de piel gastada o las estanterías de madera. En general, se trata de un mobiliario sencillo y funcional.

El metal y los tonos metalizados. Ambos elementos son básicos a la hora de ambientar tu hogar según este tipo de estética. También son característicos el acero, el hierro y el aluminio. Los podemos utilizar tanto en el mobiliario como en los objetos que personalizan nuestras estancias. Como se trata de un material muy frío, se recomienda combinarlo con madera y así equilibrar el efecto.

La madera. Como comentábamos en el apartado anterior, la madera es un material que sirve para contrarrestar los tonos fríos característicos del estilo industrial. Si no te convence el color original de la madera, píntala de tonos vivos y conseguirás un ambiente más moderno.

Iluminación. La abundancia de luz natural es un elemento fundamental para recrear estos espacios. Los techos elevados y los grandes ventanales, sin cortinas, son esenciales para proveer amplitud y dar este efecto a nuestro hogar. En la medida que puedas, prescinde de la luz artificial y nutre tu casa con naturalidad y amplitud.

Decoración minimalista. Si quieres dar el toque definitivo a tu hogar, apuesta por el minimalismo. Reduce los elementos decorativos de tu casa a lo esencial y recuerda tener en cuenta los factores anteriores a la hora de escogerlos y crear el ambiente que deseas.

Con estos apuntes ya puedes conseguir dar un toque industrial a tu hogar. Recuerda que lo que predomina es la sencillez, los tonos oscuros y la arquitectura al descubierto.

<< volver