Noviembre 2017 #46
Decoración

Decoración económica y sostenible con palés

SOLVIA_MOMENT_PALETS_01
SOLVIA_MOMENT_PALETS_02
SOLVIA_MOMENT_PALETS_03
SOLVIA_MOMENT_PALETS_04

Desde una mesita a una casa entera, sus posibilidades son muy variadas. Reciclar palés de madera es una tendencia en la decoración de interiores que no requiere grandes presupuestos. Aun así, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de conseguir los palés. Te damos algunos consejos para elegirlos bien y también algunas ideas de decoración para sacarles el mejor partido.

¿Quién no ha oído hablar de la decoración con palés? Es una tendencia que cuenta con legiones de seguidores. Y es que los palés tienen muchos puntos a su favor:

  • Son económicos. Por lo general, para decorar se usan palés reciclados, pero los nuevos también resultan bastante baratos. Además, cualquiera puede conseguirlos con relativa facilidad.
  • Son sostenibles. Dar una nueva vida a estas estructuras de madera, destinadas originariamente al transporte de mercancías, se enmarca en la línea de decoración que aboga por el reciclaje o la reutilización de objetos.
  • Son versátiles. Gracias a su adaptabilidad, los palés pueden utilizarse tanto para crear piezas como para cubrir paredes, techos o suelos. Desmontarlos y usar sus láminas por separado abre las puertas a una gran cantidad de ideas decorativas.
  • Son muy fáciles de trabajar. En un tiempo en el que el DIY (do it yourself) reina en la decoración de interiores, los palés son una apuesta segura para los amantes del bricolaje.

Cómo conseguir los palés

Estas preciadas estructuras de madera pueden comprarse fácilmente. Su precio variará en función de si adquieres los palés nuevos o de segunda mano, aunque tanto los unos como los otros son muy asequibles, oscilando entre los 20 y los 50 euros. También podrías intentar conseguirlos de manera gratuita, pidiéndolos en comercios o en lugares donde veas que los utilizan para transportar materiales.

Supermercados, grandes almacenes, tiendas de muebles o de alimentación, distribuidores de material informático… Son muchos los establecimientos en los que puedes encontrar palés. Una tienda a punto de inaugurarse o una obra de construcción también pueden ser buenas opciones. O, si no, puedes intentar localizar palés en venta por Internet.

A la hora de adquirirlos, deberás tener en cuenta dos aspectos básicos:

  • No todos los palés son iguales. Su origen determina su tamaño y su forma. Los palés europeos, por ejemplo, son más estrechos que los americanos y se suelen usar más en decoración.
  • Comprueba la procedencia del palé. Así te asegurarás de que no ha sido tratado con productos químicos perjudiciales para la salud. De hecho, los palés seguros llevan un sello que lo garantiza.

Preparar los palés antes de usarlos

Una vez te hayas hecho con los palés, deberás acondicionarlos y restaurar la madera para poder utilizarlos en decoración. Para ello, te aconsejamos seguir estos pasos:

  • Desinfectarlos. Puedes hacerlo como medida de prevención, ya que no sabes qué historia habrán vivido esos palés.
  • Lijarlos. Su madera es muy astillosa, así que posiblemente deberás trabajar a conciencia hasta obtener una superficie lisa. Si lo necesitas, usa también masilla para reparar imperfectos.
  • Rematar los clavos. Deberás enderezarlos y ponerlos en su sitio si observas que sobresalen o están torcidos.
  • Barnizarlos o pintarlos. Dependerá del acabado que quieras dar a tus palés. Si optas por la pintura, recuerda aplicar previamente una capa de imprimación blanca. También puede que necesiten algún tratamiento para la carcoma.

Ideas de decoración con palés

El abanico de posibilidades decorativas que te ofrecen los palés es muy amplio. Estas estructuras de madera se pueden convertir en originales mesas, estanterías, soportes y cabeceros para camas, sofás, bancos, taburetes, armarios o maceteros. Incluso puedes darles un uso más imaginativo y transformarlos en casita de jardín, joyero, refugio de mascotas, trineo o parque de arena infantil.

Por otra parte, puedes utilizar las láminas independientes de los palés para revestir paredes (en ese caso, intenta pintar la pared del mismo color que la madera para lograr continuidad) o aportar un atractivo toque vintage a la decoración del techo.

Como ves, la creatividad es básica en la decoración con palés. Entre tus manos, estas estructuras pueden acabar convertidas en prácticamente cualquier proyecto decorativo que te propongas. Únete a la tendencia y personaliza tu hogar con objetos DIY únicos y sostenibles

<< volver