Octubre 2017 #45
Decoración

Cómo sacar partido a un baño pequeño

banos_pequenos_02
banos_pequenos_01

El baño es una de las estancias más importantes en cualquier vivienda y, frecuentemente, una de las que tiene las dimensiones más reducidas. Aun así, puedes sacarle partido con una decoración moderna y funcional; la falta de espacio no tiene por qué estar reñida con el diseño.

Un cuarto de baño pequeño puede convertirse en una estancia ordenada y práctica si se optimizan bien sus elementos, como el lavamanos, el inodoro y la ducha. También debes tener en cuenta la iluminación, así como la distribución del resto de accesorios. Si tu baño es reducido no te preocupes, aquí tienes algunas ideas para sacarle el máximo partido.

Lavamanos volado. Una de las mejores opciones es instalar un lavamanos volado, es decir, suspendido en la pared. Al no tener pie te facilitará la limpieza y proporcionará una mayor sensación de capacidad a la estancia. También es importante el tamaño, pues cuanto más pequeño más espacio podemos ahorrar. En este sentido, los más adecuados son los circulares y los modelos de pila más reducida.

Encimeras alargadas. Este tipo de elementos son útiles para ahorrar espacio y conviven perfectamente con un lavamanos volado. Aprovecha su capacidad de almacenaje para colocar todo lo que necesites y así conseguir que tu baño tenga un aire más minimalista y limpio.

Inodoro suspendido. Una forma de ganar movilidad y amplitud es situarlo en una de las esquinas de manera suspendida, sin base, al igual que los lavamanos volados. Además, son más fáciles de limpiar y puedes regularlos en altura. Otra alternativa es utilizar inodoros con cisternas empotradas y de fondo reducido.

Sin bidé. Si no le damos uso, es preferible prescindir del bidé y poder así habilitar ese espacio para otro elemento que nos permita organizar el aseo aprovechando mejor la totalidad de la estancia. Sin embargo, si no quieres quitarlo, puedes optar por un váter inteligente que integran junto al inodoro un bidé.

Ducha o bañera. Instala el plato de ducha a ras de suelo con mamparas de vidrio transparente que aportarán mayor sensación de amplitud. Y, si prefieres bañera, las hay con forma de esquina, compatibles con lugares reducidos.

Muebles reducidos. Existe gran variedad de modelos de dimensiones reducidas y con poco fondo que te permitirán combinar, por ejemplo, un lavabo volado con uno de estos elementos. Además, los laterales de estos muebles pueden aprovecharse para colocar un toallero o un dispensador de papel higiénico.

Baldosas de color claro. Los tonos grisáceos y crema son los colores más adecuados para conseguir crear un ambiente amplio y luminoso. Para no cargar el baño, utiliza baldosas de un solo color; ahora bien, si quieres darle un toque original y diferente, utiliza un segundo tono que delimite la zona de la ducha o la bañera.

El espejo. Un elemento diferenciador y clave es el espejo, y que sea de grandes dimensiones. En lugar de limitarlo solo al frontal del lavamanos, haz que ocupe toda una pared y notarás la diferencia.

Iluminación eficiente. Es fundamental que las luces que elijas no creen sombras y que proporcionen una luz uniforme. Instala algún plafón o foco en el techo y así ganarás más luz.

<< volver