JULIO 2017 #42
Decoración

Cómo sacar el máximo partido a la luz natural

01
02

Incluso los hogares en los que no entra demasiada luz del exterior pueden seguir algunos consejos para potenciarla. Si es tu caso, no te preocupes: no necesitarás hacer obras en casa. Tirar tabiques o construir tragaluces en el techo son soluciones muy efectivas pero no están al alcance de todos. Algunos gestos sencillos te bastarán para lograr que cualquier estancia gane en luminosidad.

– Utiliza colores claros para decorar. Como ya te hemos explicado en anteriores ocasiones, estos tonos aportan sensación de amplitud y luminosidad. Puedes destinarlos a las paredes, al techo (si las paredes no son neutras, procura al menos que el techo tenga un color más claro) y también al suelo. La pintura mate reflejará mejor la luz. También es recomendable usar colores claros en el mobiliario y los complementos.

– Procura que los muebles no obstaculicen la propagación de la luz. Intenta que los de mayores dimensiones queden arrimados a alguna pared. A la hora de distribuir el mobiliario, aprovecha para ubicar las zonas de estudio o de lectura, por ejemplo, en los lugares que reciban más luz natural.

– Opta por las puertas de cristal para las estancias: así permitirás que la luz circule a través de ellas. Si no es posible, píntalas de blanco o de colores claros.

– Elige tejidos poco tupidos, como el lino o la gasa, para las cortinas. Opta por los tonos claros, como en el caso de paredes y muebles, y evita los estampados muy llamativos para dar sensación de luminosidad y ligereza.

– Recurre a los espejos para multiplicar la luz del exterior. Si los colocas adyacentes a la ventana, crearán la sensación de tener una segunda apertura en la pared. Si los colocas frente a la ventana, reflejarán tanto la luz como las vistas.

<< volver