Marzo 2017 #38
Decoración

Cómo llevar la naturaleza a la decoración de tu hogar

FOTO 1
FOTO 2
FOTO 3

La naturaleza puede convertirse en nuestra fuente de inspiración a la hora de decorar nuestro hogar o algunas estancias determinadas. De esta forma, conseguimos dotar nuestra casa de un ambiente cálido, natural, que transmita calma y paz y que permite trasladar la esencia de los espacios exteriores a nuestras viviendas. A continuación te damos algunas ideas para lograrlo.

  • Escoge materiales que transmitan la serenidad de la naturaleza. Uno de los más idóneos para decorar tu hogar es la madera, ya que la puedes usar en el suelo o en el mobiliario. Además, una de las ventajas que te ofrece es la capacidad de adaptarla a tu estilo decorativo; la puedes encontrar sin tratar, de manera más natural o bien de forma más trabajada y lisa. Otro elemento que puedes usar es la piedra; situando este material en alguna pared de la cocina o del comedor para dar el aire natural que deseas o bien asignarle un uso más decorativo.
  • Otro aspecto fundamental a la hora de aportar naturaleza en tu casa es dejar algunos elementos al descubierto. Uno de los más destacados son las paredes de ladrillo que pueden convertirse en uno de los centros de atención.
  • Al escoger los objetos decorativos apuesta por los que estén fabricados con elementos naturales u orgánicos. Estos conservan los valores de los materiales originales, como la frescura o la suavidad, y añadirán el toque final a la estancia. Puedes utilizar sábanas de lino para los dormitorios, la lana o el yute para las alfombras y el cáñamo o el algodón para las fundas de los cojines, por nombrar algunos ejemplos.
  • Una buena iluminación es fundamental para dar una sensación de calidez, naturalidad y amplitud. Siempre que puedas, apuesta por una iluminación natural en lugar de hacer uso de la artificial. Para reforzar esta sensación, es importante que las cortinas sean ligeras y dejen pasar la luz. Coloca también espejos para que den más sensación de amplitud y ten presente que el impacto visual puede ser mayor si pintas las paredes con tonalidades claras, como el beige o el blanco.
  • Por último, decora con plantas de interior para acabar de conseguir el resultado esperado. En primer lugar, elige dónde las vas a colocar y recuerda que debes tener presente las condiciones ambientales de cada sitio, no todas las plantas son iguales ni tienen las mismas necesidades. Puedes escoger plantas más resistentes, como el cactus.

En definitiva, hay muchas maneras de inspirar naturaleza en nuestra vivienda. Desde el uso de plantas, la elección de los materiales o la iluminación de cada estancia. Se trata de combinar todos estos elementos y trasladar la esencia que podemos encontrar en los espacios exteriores al interior de nuestro hogar.  No es tan solo es un reto decorativo, es una actitud responsable y comprometida con el medio ambiente y todo lo que nos rodea.

<< volver