Junio 2017 #41
Decoración

Cómo decorar tu hogar con aire mexicano para Todos los Santos

altar_1La celebración del día de Todos los Santos ha ganado protagonismo en el ámbito decorativo y cada vez son más los hogares que se adornan para acoger esta festividad otoñal. Del gran abanico de posibilidades y ornamentos, destacan los vistosos altarcillos mexicanos y la multitud de coloristas detalles provenientes del país azteca.

La Castañada, Halloween, Obon, Día de los Muertos… existen muchas maneras de rememorar a los difuntos y éstas varían según las tradiciones de cada país o región. No obstante, si hay una cultura que honra a sus difuntos con alegría y jolgorio es, sin duda, la mexicana. Las visitas a los cementerios son auténticas fiestas en las que las familias se reúnen para comer y beber junto a los seres que ya no están. En el ámbito doméstico, calaveras que podrían causar pavor se convierten gracias al color en objetos irónicos. Además, se disponen altares con fotografías de los difuntos, expuestas con tanto orgullo y devoción, que por unos días vivos y muertos conviven en armonía bajo el mismo techo.

ambiente_2

En nuestro país, el Día de Todos los Santos adquiere un tono más sobrio aunque también es el elegido para recordar a los familiares fallecidos y visitar los campos santos. Coincidiendo con estas fechas, los dulces y frutos típicos del otoño nos dan la bienvenida: castañas, boniatos, panellets, huesos de santo o buñuelos de viento. Para degustar estas delicias y sorprender a nuestros invitados, podemos decorar el salón con motivos alegres y disponer el buffet como si fuera un altarcillo, siguiendo el estilo mexicano. De esta manera, convertiremos la celebración en un auténtico festejo.

Altares divertidos

Por Todos los Santos, en México se cree que las almas de los difuntos retornan a sus hogares y para recibirlas, los familiares construyen altarcillos con velas, ofrendas, pétalos de flores y los manjares que con más placer degustaban en vida. Podemos recoger esa bonita costumbre y con tres cajas apiladas en forma de pirámide y cubiertas con un mantel, ya tendremos nuestro particular altar. Velas de colores vibrantes, flores de papel o arreglos florales naturales con crisantemos, margaritas, gerberas o gladiolos redondearan la vistosa ornamentación. A su vez, un altar piramidal se puede transformar en un práctico, decorativo y suculento buffet si colocamos en él todos los dulces y bebidas con los que queremos agasajar a nuestros invitados.

altar_2

Guirnaldas

Para conseguir una atmósfera alegre, nada mejor que recurrir a guirnaldas y banderines. El papel picado o troquelado lo podemos adquirir en cualquier establecimiento de artículos de fiesta, pero también lo podemos realizar nosotros mismos, plegando y cortando papel de China. Para los banderines podemos echar mano de los más pequeños de la casa o dar rienda suelta al artista que llevamos dentro: féretros, calaveras y fantasmas pueden sobrevolar nuestras cabezas de una manera simpática y nada tenebrosa.

guirnalda_1

Mix de culturas

Si no queremos recargar el ambiente y simplemente ubicar un detalle que haga referencia a estas fechas, podemos crear un centro de mesa con un bouquet de flores secas, calabazas de tamaño pequeño, castañas y velas. Si hay niños en la casa, seguramente querrán dejar patentes sus gustos y será en ese momento cuando los omnipresentes detalles de Halloween saldrán a relucir. Solo se trata de conjugar estéticamente las diferentes particularidades de cada cultura.

DiYhalloween

ambiente_1

Noticias relacionadas

Cómo preparar tu jardín o terraza para el otoño

Cinco fibras naturales imprescindibles para decorar en otoño

<< volver