Junio 2017 #41
Asesor

Cómo conseguir que el día de la mudanza sea un éxito

cajas_salonTras planificar el traslado y con los embalajes a punto, llega por fin el momento de realizar la mudanza. Para que la jornada se desarrolle sin problemas y puedas disfrutar de tu nuevo hogar desde el primer día, te damos algunas recomendaciones.

Tanto si has decidido contratar una empresa de mudanza como si vas a contar con la ayuda de amigos y familiares debes tener en cuenta las siguientes cuestiones:

La víspera del traslado

Escoge la ropa que utilizarás el día de la mudanza y procura tener a mano el kit de supervivencia que preparaste al planificar la mudanza -una pequeña maleta con los enseres básicos- que necesitarás cuando te instales en tu nuevo hogar. Acuérdate también de desconectar la nevera y el congelador por la noche. Por último, no te acuestes muy tarde para poder empezar la mudanza a primera hora de la mañana.

 Día D

 – En un antiguo domicilio

Si realizas el traslado por tu cuenta y has alquilado una furgoneta o camión, tendrás que recogerlo temprano y aparcarlo lo más cerca posible de tu domicilio. Recuerda tener a mano la lista del inventario e ir tachando todo aquello que se va cargando en el vehículo.

Si te has decantado por una empresa de mudanzas, procura tener todo a punto a la hora acordada para no perder ni un minuto. Dependiendo del tamaño de tus enseres o si la comunidad de vecinos de la finca prohíbe el uso del ascensor, puedes optar por usar la escalera o una plataforma elevadora que el transportista se encargará de instalar en la calle para trasladar todos los muebles y cajas hasta el camión. Procura supervisar este proceso para evitar cualquier pérdida.

Tanto si cuentas con la ayuda de amigos o familiares como si has recurrido a una empresa de transportes será conveniente que en el primer viaje se desplace una persona de tu confianza para supervisar las operaciones de descarga. Y a medida que los muebles y las cajas vayan desapareciendo de tu casa deberás ir tachando el inventario  de tu lista.

No abandones la vivienda hasta que esté totalmente vacía y recuerda cerrar las llaves de paso de agua y de gas antes de despedirte de tu antiguo hogar.

– En tu nuevo hogar

Ya en tu nueva casa revisa la ubicación de las cajas que han llegado. Si hemos tenido la precaución de rotular indicando a qué estancia pertenece cada caja simplemente habrá que depositarla donde corresponda.

Con la misma lista que has utilizado para supervisar el traslado, realiza una comprobación del inventario. Las empresas de mudanzas suelen utilizar también hojas de control. Coteja ambos documentos para verificar que ningún paquete se haya perdido por el camino. Si alguna caja contiene elementos frágiles, ábrela para comprobar su estado y si detectas cualquier desperfecto, reclámalo a la empresa de transporte.

Post-mudanza

Sigue también un orden al desembalar: habitación por habitación y priorizando los enseres y muebles imprescindibles o de primera necesidad. No te preocupes por el resto de las cajas ya que pueden permanecer cerradas durante varios días.

Paralelamente también podemos empezar a montar los muebles por estancias, comenzando por el baño, la cocina y el dormitorio. Deja el salón para el final ya que es la estancia que más esfuerzo requiere y también en la que seguramente se encuentre el mayor número de cajas por desempaquetar. Estanterías y cuadros también pueden esperar.

herramientas

 

Noticias relacionadas:

Cómo planificar una mudanza

Cómo lograr que la mudanza sea más fácil

Guía de utensilios básicos en una casa nueva

 

 

 

<< volver