Octubre 2017 #45
Decoración

Cómo aprovechar hasta el último centímetro de tu piso


pp_portadaExisten muchas razones para valorar positivamente la compra o el alquiler de una vivienda pequeña. Además de contar con precios más económicos, los hogares de dimensiones reducidas son mucho más fáciles de mantener y de limpiar, generan menos gastos y pueden ser mucho más funcionales y cómodos que las casas grandes.

A la hora de amueblar un piso pequeño, hay que decantarse por soluciones que permitan ordenar las estancias y optimizar los espacios aprovechando hasta el último centímetro útil. No es ningún secreto que los colores claros aportan sensación de amplitud, mientras que los oscuros tienden a reducir visualmente los espacios. El blanco, el crema y el gris claro son los más idóneos para decorar las paredes. También se recomienda aprovechar las ventanas para iluminar con luz natural, y utilizar cortinas cortas o estores translúcidos. Para aumentar la profundidad de las estancias, se puede optar por los suelos claros y uniformes y las lamas estrechas y largas, en el caso de la tarima flotante o el parqué.

Michel_Chain_1

MKCA © Alan Tansey

MKCA © Alan Tansey

Aunque las viviendas pequeñas suelen contar con una o dos estancias, el cuarto de baño y el dormitorio tienden a segregarse para crear ambientes independientes. Para ello, se recomienda instalar puertas correderas, dentro y fuera de los tabiques. En el caso de la cocina, se puede optar por una puerta corredera de cristal o bien por un mueble que funcione, a su vez, como armario para la despensa.

A menudo las viviendas pequeñas se amueblan con elementos multifuncionales destinados a cubrir más de una necesidad. Es el caso de los pufs –que se utilizan tanto para almacenar objetos como para hacer de reposapiés o asiento–, los sofás cama, los cuadros abatibles –que se convierten en mesas– o las sillas plegables –que se pueden colgar en la pared sin que ocupen ni un centímetro de más.

Miel Arquitectos © Tiziano Caffi

Miel Arquitectos © Tiziano Caffi

Existen muchas opciones de almacenaje para que una vivienda pequeña resulte despejada y ordenada. Los escalones se pueden habilitar como cajones, y también se pueden colocar estantes flotantes dentro de los armarios. Las camas con canapé abatible o con cajones interiores son ideales para guardar trastos. Si la vivienda cuenta con techos altos, se puede optar por fijar el dormitorio en un altillo y utilizar el espacio inferior como armario o zona estudio. Para separar los espacios, nada mejor que las alfombras, los biombos y los muebles de dos caras que se utilizan como falsos tabiques, al tiempo que su espacio se aprovecha para colocar libros o el televisor.

Noticias relacionadas:

Cómo conseguir que una cocina pequeña parezca más grande

Cómo sacar partido a un baño pequeño

Consejos e ideas de almacenaje para minipisos

<< volver