Octubre 2017 #45
Decoración

Cómo alargar la vida de tus electrodomésticos

01
02

Si quieres evitar que los electrodomésticos de tu hogar se estropeen antes de tiempo, no sólo debes usarlos correctamente: también es básico colocarlos en el lugar adecuado y seguir el mantenimiento indicado. Un buen uso alargará su vida útil y te ayudará a ahorrar energía.

Nevera. Aléjala de fuentes de calor como el horno y de lugares en los que el sol pueda incidir directamente sobre ella. Es importante que la parte posterior respire y que el ventilador esté limpio. Procura no introducir alimentos calientes en ella para evitar que el motor trabaje más de lo necesario para enfriarlos.

Horno. No coloques cerca de él otros electrodomésticos ni muebles que puedan verse perjudicados por las altas temperaturas. Asegúrate de que no está pegado a la pared posterior. Precaliéntalo antes de usarlo y utiliza recipientes adecuados.

Vitrocerámica. Protégela con una tapa para evitar que el cristal se dañe. Ten cuidado con alimentos como el azúcar, que pueden rallarla fácilmente. Límpiala cuando se haya enfriado con los productos pertinentes.

Campana extractora. Asegúrate de mantenerla libre de grasa para que trabaje mejor. Lava los filtros con frecuencia; si son metálicos, puedes hacerlo en el lavavajillas. Enciéndela un poco antes de empezar a cocinar y procura abrir la ventana para ayudar en la ventilación.

Microondas. Evita colocarlo debajo del calentador: si tiene alguna fuga de agua, podría estropearlo. Utiliza los recipientes adecuados con él, y no lo pongas en marcha si está vacío. Acostúmbrate a pasarle un trapo húmedo después de usarlo.

Lavavajillas. Antes de utilizarlo, asegúrate de eliminar restos de comida que puedan obstaculizar los filtros. Llénalo al máximo para utilizarlo las menos veces posibles. Para mantenerlo limpio, puedes programar un lavado vacío al mes.

Lavadora. No la instales en lugares a la intemperie. Si la sitúas entre muebles, asegúrate de que tiene suficiente espacio libre. Aprovecha toda su capacidad para reducir el número de lavados. Evita abusar de los programas a alta temperatura y recuerda limpiar el filtro con regularidad.

Secadora. Establece el tiempo de secado necesario y combina prendas grandes y pequeñas para que el calor se distribuya mejor. No olvides limpiar el filtro de pelusas y el condensador.

Televisor. No lo sitúes en zonas húmedas, ni muy frías o muy cálidas. Evita colocar encima objetos pesados y vigila que la rejilla de ventilación no quede obstruida. Utiliza un trapo seco para limpiarlo.

Aspirador.Cambia la bolsaantes de que se llene por completo para no castigar al motor. Procura limpia los filtros periódicamente.

<< volver