Octubre 2017 #45
Solvia Press

Aspectos clave del certificado de eficiencia energética

Desde el pasado 1 de junio, todas las viviendas que se venden o alquilan en España deben contar obligatoriamente con un certificado de eficiencia energética, incluido en el contrato de compraventa o de alquiler. Así que, antes de realizar cualquier operación inmobiliaria, el propietario de una vivienda debería tener en cuenta ciertos aspectos clave:

1. El certificado energético es obligatorio para todas las viviendas, locales y edificios, salvo algunas excepciones. No lo necesitan, por ejemplo, los edificios y monumentos protegidos por su valor arquitectónico o histórico, las construcciones provisionales que vayan a utilizarse menos de dos años o los edificios comprados con intención de demolerlos o reformarlos por completo. Tampoco es obligatorio para viviendas que vayan a ser utilizadas menos de cuatro meses al año, o usadas por un tiempo limitado con un consumo de energía menor al 25% de lo que supondría utilizarlas durante todo el año.

2. Debe emitir el certificado energético un técnico competente. Debe ser un arquitecto o un arquitecto técnico; también pueden encargarse de ello un ingeniero o un ingeniero técnico, siempre que estén habilitados para redactar proyectos o dirigir y ejecutar obras de edificación, o para realizar proyectos de sus instalaciones térmicas.

3. El precio del certificado variará en función del tipo de vivienda analizado y de su superficie. Además, el rango de precios puede oscilar en función del técnico que lo emita.

4. No basta con solicitar el certificado para poder publicitar la vivienda. El propietario deberá contar con el documento, una vez finalizados todos los trámites para obtenerlo, antes de poner la vivienda en venta o alquiler.

5. Las sanciones al propietario de la vivienda por no disponer del certificado energético pueden ir de los 300 a los 6.000 euros.

6. Contar con una baja calificación energética no obliga a hacer reformas en la vivienda. El técnico competente puede hacer recomendaciones para mejorarla, pero el propietario es libre de seguirlas o no.

7. Las viviendas ya alquiladas no están obligadas a contar con el certificado hasta que no se realice un nuevo contrato de alquiler. Sin embargo, el inquilino tiene la opción de solicitárselo al propietario.

Fuente: yaencontre.com

<< volver