Noviembre 2017 #46
Decoración

10 consejos fáciles para ahorrar agua en casa

lavavajillas_01
Gotas_01

Reducir el consumo excesivo de agua es uno los grandes retos medioambientales de las sociedades occidentales. A continuación os proponemos 10 sencillas maneras de ahorrar agua para que aportes tu granito de arena al futuro medioambiental.

 El agua es un recurso limitado. Apenas el 2,5% del agua del planeta es dulce y los lagos y ríos solo contienen el 0,01% de las reservas mundiales. La facilidad de acceso que tenemos al agua potable nos hace olvidar a veces la necesidad de ser más eficientes para garantizar nuestro consumo y el de las generaciones venideras. Si queremos que nuestros descendientes tengan asegurado el abastecimiento de agua y, a la vez, queremos ahorrar dinero en la factura del agua, lo mejor es que cambiemos nuestros hábitos de consumo. Pequeños gestos como abrir el grifo solo lo justo o colocar mecanismos que regulen la salida de agua, nos ayudarán a ser más sostenibles… y más ahorradores. A continuación os damos 10 consejos para que ahorréis agua en casa.

1) Usa el lavavajillas. Aunque pueda parecer lo contrario, el uso del lavavajillas es mucho más económico y eficiente que lavar los platos manualmente bajo el grifo. Este ahorro puede superar los 30 litros de agua. Si quieres optimizar el funcionamiento de tu lavavajillas, úsalo siempre lleno, coloca correctamente la vajilla en su interior para que el agua circule correctamente, elige programas cortos y de baja temperatura y elimina previamente los restos de comida de la vajilla.

2) Regula la cisterna. La mayoría de cisternas tienen sistemas de doble capacidad para regular la cantidad que se libera en cada uso. Si la tuya es de carga única y quieres evitar el derroche de agua, coloca dos botellas llenas de agua en el interior de la cisterna. Con este sencillo truco conseguirás ahorrar de 2 a 4 litros en cada uso.

3) Cambia el baño por una ducha. ¿Quieres ahorrarte 150 litros de agua al bañarte? Este es el gasto medio de agua en cada baño, dependiendo del tamaño de la bañera. Si cambias el baño por la ducha conseguirás ahorrar todos esos litros. Si multiplicas esta cantidad por el número de habitantes de tu casa y por el número de duchas mensuales verás que el ahorro de agua que puedes conseguir es considerable.

4) Cierra el grifo. Una buena forma de ahorrar agua es abrir los grifos solo cuando es necesario. Un mal uso puede significar hasta 90 litros de agua semanales perdidos por el desagüe. Mientras te cepillas o te afeitas, cierra el grifo. Puedes llegar a ahorrar hasta 12 litros de agua por minuto.

5) Llena la lavadora. La lavadora es uno de los electrodomésticos que más agua consume en el hogar. Si tu lavadora no tiene la función de media carga, espera a llenarla de ropa antes de hacer la colada y ahorrarás más agua.

6) Riega de noche. Regar el jardín o las plantas del balcón o la terraza implica un elevado gasto de agua. Sin embargo, para que este gasto sea efectivo, lo mejor es que te esperes hasta el anochecer para regar. Si lo haces durante el día, el calor solar provocará que parte del agua se evapore sin que la aprovechen tus flores y plantas.

7) Difusores de agua. Una buena forma de aprovechar mejor el agua y reducir su consumo es instalar mecanismo de ahorro en los grifos, como pueden ser difusores o atomizadores. Estas piezas se instalan en las salidas de agua de los grifos y, al mezclar el agua con aire, te darán la sensación de mayor presión de agua con un menor gasto de agua.

8) Plantas autóctonas. Otra forma de reducir nuestra factura de agua es eligiendo plantas autóctonas para nuestro jardín o terraza. Estas plantas están más acostumbradas a nuestro clima y necesitan menos agua. A la hora de elegir tiestos, escógelos de barro ya que mantienen mejor la humedad de la tierra y te permitirán espaciar el regado.

9) Enfría el agua en la nevera. Beber agua es muy sano y va muy bien para eliminar toxinas. Lo que no va tan bien es abrir el grifo y dejarlo abierto hasta que el agua salga fría. Lo mejor es tener siempre una jarra de agua fría en la nevera.

10) La importancia del mantenimiento. Un buen mantenimiento de tu instalación de agua es básico para ahorrar energía. Comprueba el buen funcionamiento de la llave de paso y que no tienes ningún grifo que gotee. Recuerda que un grifo puede perder hasta 30 litros diarios de agua.

<< volver