Octubre 2017 #45
Tendencias

Viaje por la ruta Gaudí de Barcelona

gaudi_01
gaudi_02
gaudi_03

Existe un vínculo excepcional entre Barcelona y Antoni Gaudí. Muchos visitantes llegan a la ciudad atraídos por el arquitecto catalán y sus obras enmarcadas dentro del estilo modernista. La obra de Gaudí es conocida mundialmente. Muestra de su importancia en el campo de la arquitectura y el arte es que siete de sus obras son Patrimonio Mundial de la Humanidad. En el centro de Barcelona se erigen varios de sus edificios más emblemáticos, pero su obra perdura también en otros rincones de la ciudad. He aquí una ruta por las obras de Antonio Gaudí:

Casa Milà

Edificio conocido popularmente como la Pedrera, ubicada en la esquina del popular Passeig de Gràcia con la calle Provença. Las principales señas de identidad de este espectacular edificio son su fachada de piedra ondulada y sus chimeneas con forma de guerrero.

Casa Batlló

En el Passeig de Gràcia, Gaudí reformó radicalmente este edificio hasta convertirlo en una de sus obras maestras. Dio rienda suelta a su creatividad en la colorida fachada, que motiva diversas interpretaciones, desde máscaras de carnaval a elementos mitológicos y de leyenda, como la batalla de Sant Jordi y el dragón.

Casa Calvet

No muy lejos, en la calle Casp, Gaudí construyó para un fabricante textil este edificio que incluía el negocio familiar y varias viviendas. En esta edificación llaman la atención algunos de sus detalles, como las columnas de la puerta de entrada que recuerdan bobinas de hilo.

Sagrada Familia

En el Eixample se encuentra también la obra de Gaudí por excelencia, símbolo internacional de la ciudad. Un templo monumental, todavía en construcción, al que dedicó más de media vida. El arquitecto tomó el proyecto inicial, de estilo neogótico, y lo transformó en una joya modernista.

Palau Güell

En la calle Nou de la Rambla, ya en el barrio del Raval, está ubicada esta espléndida residencia que Gaudí construyó para su gran mecenas, Eusebi Güell.

Farolas de la Plaça Reial

Al otro lado de las famosas Ramblas, la huella del arquitecto puede descubrirse en el sistema de alumbrado de una de las plazas con más carisma de Barcelona.

Casa Vicens

Gaudí realizó su primer encargo importante en la antigua villa de Gràcia, que es actualmente un distrito de la ciudad. En esta casa de veraneo de líneas rectas, decorada con cerámica multicolor, se aprecian las influencias orientales y árabes.

Parque Güell

En el barrio de Gracia se encuentra lo que fue proyectado como una zona residencial de lujo, pero que acabó convertido en un fascinante parque municipal. Destacan los pabellones de la entrada, la impresionante escalinata presidida por una fuente en forma de dragón, la plaza rodeada por un banco ondulante decorado en trencadís o la casa museo de Gaudí.

Finca Miralles

Para esta finca del Passeig Manuel Girona, en la parte alta de la ciudad, el arquitecto diseñó el muro y la reja metálica de la puerta de entrada.

Colegio de las Teresianas

En la calle Ganduxer, se encuentra el castillo de inspiración gótica que Gaudí construyó para la orden religiosa de las Teresianas.

Parroquia de Sant Pacià

Trasladarse hasta la calle de Les Monges, en Sant Andreu, permite descubrir la huella del genial arquitecto en esta iglesia. Actualmente solo se conserva un mosaico de flores y motivos geométricos.

Finca Güell

En Pedralbes se hallaba la residencia de verano de Eusebi Güell. Gaudí reformó la vivienda y construyó la valla y los pabellones de entrada a la finca.

Torre Bellesguard

Situada en la ladera del Tibidabo, la Casa Figueres es una curiosa residencia familiar con aires de castillo gótico. Llama especialmente la atención su torre, coronada por una cruz de cuatro brazos.

Seguir los pasos arquitectónicos de Antoni Gaudí por Barcelona es una apasionante manera de descubrir su arte modernista y de conocer un poco mejor la ciudad y la época en la que vivió.

<< volver