Noviembre 2017 #46
Tendencias

Seis playas paradisíacas de la costa española

playas_04
playas_02
playas_05

Las playas paradisíacas no son exclusivas del Caribe. La costa española también cuenta con algunas calas y playas de aguas cristalinas y arena fina y dorada que no tienen nada que envidiar a las mejores playas del mundo.

España es un país de sol… y playas. El extenso litoral español esconde una pléyade de lugares idílicos en los que se puede disfrutar de arenas doradas y aguas turquesas que no tienen nada que envidiar a las playas caribeñas. Aguas cristalinas, arenas finas y doradas, poca gente y un entorno paradisíaco que nos ayudarán a desconectar del trabajo, relajarnos y disfrutar de nuestras vacaciones rodeados de olas, sol y paisajes de impresión. A continuación te apuntamos seis playas paradisíacas de la costa española en las que perderte este verano.

Cala Waikiki (Tarragona)

Aunque parezca mentira, en el término municipal de Tarragona hay una playa, la antigua Cala Fonda, hoy rebautizada como Cala Waikiki, que mantiene su estado virgen. Las aguas de esta paradisíaca cala son poco profundas, tranquilas y cristalinas. Buena parte de su encanto reside en su aislamiento y difícil acceso, ya que se llega atravesando un bosque de pinares. Un aislamiento que ha propiciado, por ejemplo, que sea el destino de los amantes del nudismo.

Cala Sa Calobra (Mallorca)

El Torrent de Pareis es un cañón de más de tres kilómetros de longitud con paredes verticales de hasta 200 metros de altura que se formó por la acción durante miles de años del agua sobre la roca calcárea. La desembocadura natural es la Cala Sa Calobra, de cantos rodados rodeada de montañas. Esta cala, con una gran variedad de fauna y flora, fue declarada monumento natural por el gobierno de las islas Baleares en 2003.

Cala del Moraig (Benitachell, Alicante)

Son los 500 metros de playa más paradisíacos de la Comunidad Valenciana. La playa del Moraig está rodeada de enormes y abruptos cantiles de piedras y conserva las aguas transparentes que años atrás vivieron historias de contrabandistas, piratas y humildes pescadores. La playa es ideal para el baño relajado, si vais en familia, o para el submarinismo, si sois un poco más aventureros. Si sois de estos últimos no os perdáis el río submarino que desemboca al mar en la Cova dels Arcs.

Cala de los Alemanes (Zahara de los Atunes, Cádiz)

Para muchos, la mejor playa de Andalucía. La Cala de los Alemanes es un entorno paradisíaco en el que el verde de la naturaleza se confunde con el azul del mar. El acceso a la playa, de seis kilómetros de arena blanca, es a través de una empinada escalinata de piedra. Una vez en ella se puede disfrutar de piscinas entre rocas y un rompeolas natural. Esta cala es el destino obligado para los amantes del buceo, de la pesca a caña y de las puestas de sol. Desde la cala, zona protegida del Parque Natural del Estrecho de Gibraltar, se puede ver nuestro continente vecino, África.

Playa del Papagayo (Lanzarote)

La joya de la corona de las playas canarias es la playa del Papagayo, en la isla de Lanzarote. Esta playa destaca por su magnífica arena dorada y por sus tranquilas aguas azules y turquesas. Aunque es uno de los destinos turísticos más visitados de la isla, la playa nunca cuelga el cartel de completo. En días claros y con buena vista se pueden ver a lo lejos el islote de Lobos y la isla de Fuerteventura.

Playa de Rodas (islas Cies, Pontevedra)

El paraíso existe y se encuentra en esta playa, situada en la isla de Monteagudo. De las miles de playas que hay en el mundo, el diario británico The Guardian escogió en 2007 la de Rodas como la mejor playa del mundo. Las aguas del océano Atlántico tienen en esta playa una transparencia caribeña, completada por una finísima arena blanca. La playa acoge la mayor colonia de gaviotas del mundo y está rodeada de bosques de pinos y eucaliptos, y en sus piedras es fácil dar con mejillones y percebes.

<< volver