Octubre 2017 #45
Decoración

Seis consejos para crear tu propio rincón de lectura

moment_solvia_rincondelectura1
moment_solvia_rincondelectura2

¿Quieres tener un espacio en casa donde leer, relajarte y recargar las pilas? Aquí te damos seis consejos para que dediques un rincón de tu casa al mundo de la lectura.

Si te gusta la lectura y la tranquilidad, ¿por qué no te construyes tu propio y personalísimo rincón de lectura? Solo tienes que reservar una pequeña zona, de unos dos metros cuadrados, un espacio que sea tranquilo y que tenga una decoración que invite al reposo, a la meditación o, simplemente, a desconectar y descansar un rato. Una vez localices tu refugio, compra una butaca cómoda, una mesita para dejar los libros y una buena lámpara y empieza a crear tu refugio lector. Con muy poco dinero y nuestros seis consejos puedes conseguir un espacio relajante para disfrutar como nunca de tus autores favoritos.

  1. La butaca. El primer paso para construir tu rincón de lectura es elegir el asiento. Dependiendo del espacio disponible y de tus gustos personales puedes optar por una butaca o sillón, una chaise longue o una silla de diseño. Si eres de estarte horas y horas enfrascado en la lectura, apuesta por la butaca más cómoda que encuentres y si puede ser de piel, mejor. No estaría de más que la acompañaras con un reposapiés. 
  2. La mesita. Tan imprescindible como la butaca en tu espacio de lectura es la mesita auxiliar, el mueble que te debe permitir acompañar los buenos momentos de lectura con alguna bebida o refrigerio, además de servir de punto de apoyo para dejar el libro hasta el siguiente rato de lectura. Lo importante es que conjugue bien con la decoración del resto de la sala y que forme un buen conjunto con la butaca y la lámpara. 
  3. La iluminación. El tercer elemento clave de cualquier rincón de lectura es la luz. Siempre que puedas, sitúa el mobiliario descrito en los puntos anteriores cerca de una ventana para que tenga abundante luz natural. Si, por el contrario, escasea la iluminación natural, intenta que las paredes de la estancia estén pintadas en colores claros, que siempre aportan una luminosidad mayor. De todas maneras, es importante que la iluminación artificial sea la adecuada. Además del sistema de iluminación general de la habitación en la que sitúes tu espacio de lectura, lo mejor es que coloques una lámpara de pie junto a la butaca que te proporcione la luz más adecuada para una lectura confortable. 
  4. La biblioteca. ¡Qué mejor que leer un libro acompañado de más libros! Lo ideal sería que, en la medida de lo posible, añadieras alguna estantería de pie al rincón de lectura para tener los libros más a mano y crear un ambiente más propicio a la lectura. Si el espacio es más limitado, otras buenas opciones pueden ser unas baldas en la pared o colocar una pequeña estantería en la parte inferior de las ventanas. 
  5. Los accesorios. El rincón de lectura debe ser el espacio de la casa en el que más a gusto te encuentres. Para conseguirlo hay una infinidad de detalles y accesorios que te ayudarán a sentirte a gusto mientras disfrutas de la lectura. Una buena alfombra, un par de cojines, un cuadro, una mantita por si arrecia o una planta de interior te ayudarán a dar forma y personalidad a este espacio. 
  6. La ubicación. Lo normal es que tu sala privada de lectura esté en el salón de la casa o, en su defecto, en el dormitorio. Al menos eso es lo que recomienda la decoración más clásica y convencional. ¿Por qué no sacas tus libros al exterior de la casa? Si tienes una buena terraza, jardín o porche, siempre puedes habilitar un rincón y acondicionarlo convenientemente para pasar en él horas y horas pegado a un libro. Resguárdalo y regálale una estufa y así podrás disfrutar de tu afición lectora aunque la climatología no acompañe. 

Con estos consejos, seguro que puedes encontrar en tu casa tu rincón de lectura y disfrutar de momentos de tranquilidad y sosiego para leer tus libros favoritos. ¡Buena lectura!

<< volver