Mayo 2017 #40
Asesor

¿Qué documentación se necesita antes de firmar el contrato de alquiler?

documentacionUna vez elegida la vivienda deseada y como paso previo a la firma del contrato, el propietario y el inquilino deberán de presentar una serie de documentos necesarios para formalizar el proceso de alquiler de la propiedad.

Aunque alquilar una vivienda no requiere tanta documentación como en el caso de la compraventa, es igualmente necesario prestar atención no sólo a las cuestiones básicas relacionadas con el inmueble sino también a todas las cláusulas incluidas en el contrato que establecerán la relación entre el dueño de la vivienda y el futuro inquilino.

Antes de formalizar el contrato de arrendamiento, el propietario y el inquilino deberán de contar con los siguientes datos:

  • Ambos tienen que identificarse. En el caso del propietario debe poseer la escritura de la vivienda para certificar que realmente es el dueño del inmueble. El inquilino, por su parte, también puede solicitar en el Registro de la Propiedad una nota simple para asegurarse de la titularidad de la vivienda.
  • Los gastos de comunidad de propietarios, IBI y posibles derramas tienen que estar al día de pagos y dependiendo de los acuerdos que se plasmen en el contrato, estos conceptos serán abonados por uno u otro e incluso a partes iguales. No obstante, estos costes los satisface normalmente el propietario.
  • Se deben entregar la cédula de habitabilidad y aportar los últimos recibos de los suministros (que también deben de estar al día de pago) para poder dar de alta o cambiar la titularidad del agua, la luz y el gas.
  • El propietario o la agencia intermediaria pueden pedir una cantidad en concepto de reserva para retirar la vivienda del mercado y analizar la candidatura del potencial inquilino. Esta cantidad se descontará de la primera mensualidad o según se estipule en el contrato si el alquiler se acaba formalizando.
  • Por su parte el inquilino deberá demostrar su solvencia facilitando por ejemplo una copia del contrato de trabajo, las últimas nóminas, la última declaración de la renta o incluso un extracto bancario o carta de solvencia emitida por la entidad bancaria. En algunas ocasiones, también se puede aportar una carta de recomendación o de intenciones para seducir al arrendador.

Noticias relacionadas

¿Qué aspectos se deben de considerar al buscar una vivienda en alquiler?

¿Qué debes saber si te planteas vivir de alquiler?

Cómo se está comportando el mercado de vivienda en alquiler

<< volver