JULIO 2017 #42
Decoración

Pequeño mobiliario: soluciones prácticas y decorativas

mobiliario_01
mobiliario_02
mobiliario_03

Que no te engañe su tamaño reducido. Los muebles pequeños, o muebles auxiliares, juegan con una doble ventaja: su versatilidad y su poder estético. Decorar con estos elementos puede ser la solución para la falta de espacio si eliges el elemento adecuado y le das el uso más conveniente para tu casa.

Mesas auxiliares

Suele pasar desapercibida y, sin embargo, tiene una función decisiva en el hogar. Una mesa auxiliar puede ser el complemento perfecto en una sala de estar tanto si necesitas superficie de soporte extra (junto al sofá, por ejemplo, para apoyar tus libros o tu taza de té; en el recibidor, para dejar las llaves) como para crear un rincón diferenciado que atraiga las miradas. Existen tantas opciones de diseño para las mesas auxiliares que no te costará elegir la que mejor se adapte al estilo de tu casa. Puedes optar por un modelo atractivo por sí mismo o buscar el efecto decorativo a través de los detalles que coloques en ella: lámparas, figuras, relojes, velas… No te olvides de las plantas de interior, que, además de alegrar la sala, transmitirán sensación de frescura. Una solución interesante, especialmente si tienes poco espacio, son las mesas nido. Puedes juntarlas cuando no las necesites para que ocupen menos espacio; cuando las separes, ganarás superficie de soporte, y siempre formarán un interesante juego óptico para decorar.

Taburetes

Son simples y asequibles, pero presentan tantas opciones de diseño que pueden convertirse en protagonistas por sí solos. Elegido a conciencia, un sencillo taburete puede decorar cualquier rincón de la casa, ya sea en la sala de estar, en la cocina o incluso en el baño. Por no hablar de lo versátil que es: lo más habitual es usarlo como asiento, pero también puede servirte como mesita auxiliar o de noche.

Pufs y reposapiés

El carácter decorativo de un puf es innegable: su original diseño de formas redondeadas llama la atención. Puedes elegir un elegante modelo de cuero, si el estilo de tu casa es clásico; uno con muchos colores y formas irregulares si quieres aportar un toque divertido; uno de inspiración marroquí… El puf destaca también por su enorme versatilidad: podrás utilizarlo como asiento secundario, como reposapiés o incluso como mesa de centro, y te será de utilidad tanto en la sala de estar como en el dormitorio, el estudio o una habitación infantil. Por su parte, el reposapiés constituye una alternativa tradicional al puf. Su función está más delimitada pero, aun así, podrás convertirlo en un asiento extra en caso de necesidad.

Revisteros

La tendencia a consultar revistas y diarios digitales a través de teléfonos inteligentes y tabletas ha provocado que este objeto sea cada vez menos frecuente en nuestras casas. Aun así, no hay que pasar por alto su doble funcionalidad: nos ayuda a mantener el orden y decora la sala. Sea cual sea el estilo de tu hogar, seguro que encuentras un revistero que encaje con él. Puedes recurrir a un concepto clásico, como una cesta o una pieza de tela encajada en el brazo del sofá, o atreverte con propuestas de diseño más originales. En este sentido, hay quien opta por crear su propio revistero de pared: no solo ocupa menos espacio, sino que las revistas, colgadas artísticamente, se convierten en objetos decorativos.

Mesitas de noche

Resulta imprescindible contar con un pequeño mueble junto a la cama, puesto que en él colocamos el despertador, las gafas o nuestra lectura antes de dormir. Lo curioso es que esa función no tiene por qué ser ejercida necesariamente por una mesa. Como en el caso de los cabeceros de cama, se pueden utilizar sustitutos más creativos como baúles, maletas, taburetes o cajas DIY de palés. Si tu habitación es pequeña, también dispones de alternativas que ocupan menos espacio, como una mesita empotrada en la pared o una balda.

Zapateros

Si existe una zona en la casa donde el espacio es reducido, ese es el recibidor. Aun así, puedes decorarlo con mobiliario pequeño que, además, sea funcional. Busca una cómoda o algún otro mueble estrecho que te facilite opciones de almacenaje. Un zapatero, por ejemplo, te permitirá mantener el calzado en orden nada más entrar en casa.

Percheros

Otro objeto funcional que puede convertirse en un preciado elemento decorativo. Divertidos, elegantes, vintage… Tienes a tu disposición tantas opciones de diseño que no te costará encontrar el perchero idóneo para tu recibidor o tu habitación. Si necesitas uno que ocupe poco espacio, considera la opción de los percheros de pared: los hay con una estética interesante incluso estando vacíos. También puedes buscar la originalidad con un perchero DIY: puedes crear uno a partir de una rama, de una tubería antigua (algo que te interesará si te fascina el estilo steampunk, varias perchas…

Estos muebles pueden ser pequeños, pero no por eso menos importantes. Lo demuestran su versatilidad y sus posibilidades decorativas.

<< volver