JULIO 2017 #42
Tendencias

Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona: 30 años de la reconstrucción de un icono de la arquitectura moderna

pabellon mies van der rohe Fue construido en 1929 para la Exposición Universal de Barcelona, y demolido y levantado de nuevo en 1986. Ahora se cumplen treinta años de la reconstrucción de un edificio que marcó un antes y después en el mundo de la arquitectura y que está considerado una de los obras más representativas de su autor: el célebre arquitecto alemán Mies van der Rohe.

El Pabellón Mies van der Rohe es un edificio que puede pasar desapercibido a ojos de los transeúntes, por sus pequeñas dimensiones y por su ubicación un tanto apartada del recinto ferial de Montjuïc. Sin embargo, a pesar de su tamaño y simplicidad, nos encontramos ante uno de los grandes iconos de la arquitectura del siglo XX: un edificio estudiado y venerado por su diseño, sus formas y la elegancia de sus materiales. Por todo esto, se posiciona como una de las obras más emblemáticas de su autor, el arquitecto alemán Mies van der Rohe, considerado uno de los padres de la arquitectura moderna.

pabellón Mies van der Rohe aniversarioEste año se cumplen treinta años de su inauguración, aunque lo más idóneo sería decir de su reinauguración. Este singular edificio fue construido, en realidad, con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, que se celebró en 1929. El gobierno alemán encargó al arquitecto la construcción de un pabellón nacional de Alemania, en el que debía reflejar el progreso y la libertad de la entonces denominada República de Weimar. Sin embargo, se concibió como un espacio para la celebración de la recepción oficial presidida por el rey Alfonso XIII y las autoridades alemanas desplazadas a Barcelona para la ocasión. Tras la clausura de la Exposición, el Pabellón fue desmontado en 1930.

plano pabellon mies van der rohe

Impacto en la arquitectura

Pocos edificios pensados para tener un uso tan efímero han tenido tanta influencia en la arquitectura. Su desaparición potenció su reconocimiento en el mundo de la arquitectura moderna. Tal fue su significación e importancia que ya en la década de los años cincuenta, con el arquitecto alemán viviendo en EEUU y convertido en una celebridad, el arquitecto catalán Oriol Bohigas planteó la posibilidad de recuperarlo. No obstante, no fue hasta principios de la década de los ochenta cuando Bohigas impulsó su reconstrucción desde la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona.

jardin pabellon mies van der rohe

Los arquitectos designados para realizar la investigación, el diseño y dirigir la reconstrucción del pabellón fueron Ignasi de Solà-Morales, Cristian Cirici y Fernando Ramos.

La aventura de la reconstrucción

Una reconstrucción que no se culminó hasta 1986 y cuyas vicisitudes conforman una historia en sí misma. De entrada, no se contaba con los planos originales, perdidos por la precipitada salida de van der Rohe de Alemania con la llegada del nazismo. Y, por otro lado, se quería hacer una reconstrucción lo más fiel posible a las ideas y con los materiales originales empleados por el autor. Esa tarea no era nada fácil porque, a pesar de su simplicidad, el pabellón estaba construido a base de cristal, acero y cuatro tipos distintos de piedra: travertino romano, mármol verde de los Alpes, mármol verde antiguo de Grecia y ónice dorado del Atlas. Este último fue hallado in extremis en una cantera en pleno Atlas argelino cuando ya nadie confiaba en encontrarlo.

interior pabellon Mies van der Rohe

Finalmente, el 2 de junio de 1986 se inauguró la reconstrucción del Pabellón Mies van der Rohe en el mismo emplazamiento donde se había situado brevemente en el marco de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Para los encargados de la restauración del pabellón, la originalidad del arquitecto alemán radica precisamente en la exactitud de su geometría, sus piezas precisas y un montaje claro y explícito de la estructura.

Less is more

Mies van de Rohe impulsó nuevos cánones para la arquitectura que bajo su tan divulgado lema “less is more” proclaman una arquitectura sobria y universal. Dirigió la famosa escuela de arquitectura Bauhaus entre 1930 y 1933. Entre sus principales obras se encuentran la casa Farnsworth (1946-1958), en Plano (EEUU); el Crown Hall de Chicago (1954-1956), y el rascacielos Seagram de Nueva York (1954-1958).

pabellon_mies_10

Crown Hall, Chicago.

El pabellón Mies van de Rohe también es un referente del diseño de mobiliario: el arquitecto creó, especialmente para esta construcción, la popular Silla Barcelona, realizada a base de piel y perfil metálico que, con el tiempo, se ha convertido en un icono del diseño moderno.

escultura pabellon mies van der rohe

También llama la atención una escultura en el pequeño estanque del pabellón. Se trata de una reproducción en bronce titulada Amanecer realizada por el artista Georg Kolbe, contemporáneo a van der Rohe. Esta escultura está estratégicamente situada en un extremo del estanque pequeño, justo en un emplazamiento donde se refleja en el agua, a la vez que en el mármol y en los cristales, lo que añade una sensación de multiplicidad en el espacio, en el que sus líneas curvas contrastan con la pureza geométrica del edificio.

silla barcelona mies van der rohe

Arquitectura como lugar de producción cultural y artística

La Fundación Mies van der Rohe ha organizado un calendario con diversas actividades para conmemorar los treinta años de la rehabilitación del pabellón. El objetivo principal de los actos programados para esta efeméride es acercar la obra, tanto el pabellón como la trayectoria del arquitecto, al público generalista. Las actividades comenzaron el 1 de junio con un acto institucional que presidió la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y que contó con la presencia de todas las personas y entidades que han participado en el proyecto desde 1986.

exterior pabellon mies van der rohe 2

Otra de las actividades llevadas a cabo por la fundación ha sido el espectáculo de danza “El secreto de las medusas” de Sabine Dahrendor, una creación que se inició en el pabellón hace dos años y que continuará representándose en setiembre. Asimismo, durante la celebración del festival de música electrónica Sónar 2016, se proyectó un ciclo de cine sobre la relación entre Berlín y Barcelona. Y para el próximo mes de octubre, están programadas una serie de conferencias y debates en torno al pabellón y su arquitecto, que tendrán lugar en el centro cultural CaixaForum de Barcelona.

Noticias relacionadas

Markthal Rotterdam: el primer edificio multifuncional de Holanda 

La arquitectura de Alejandro Aravena, el último ganador del Premio Pritzker 

 

 

<< volver