JULIO 2017 #42
Reportaje

Las casas que vienen

post_moment_casafuturo_01
post_moment_casafuturo_02
post_moment_casafuturo_03

La arquitectura que nos viene está plagada de casas de estilo minimalista, con líneas curvas y materiales ecológicos y que combinan la funcionalidad con la estética. Parece que estas tendencias quieren imitar la obra de los grandes arquitectos contemporáneos, como Calatrava, Foster o Gehry, democratizando sus diseños para el uso y disfrute de miles de personas que podrán optar por las tendencias arquitectónicas más innovadoras. Así:

Minimalismo. El menos es más sigue de moda y será el primer mandamiento que cumplirán los arquitectos en los próximos años. De esta manera, las casas del futuro se caracterizarán por los grandes espacios, la ausencia casi total de ornamentos y el predominio de los elementos cúbicos.

Curvas. Si se reencarnara Antoni Gaudí tendría mucho trabajo en los próximos años. La tendencia que viene se empeña en convertir los ángulos y las paredes en líneas sinuosas que ayudan a crear ambientes sofisticados y unos exteriores originales que intentan emular las famosas casas danzantes que Frank Gehry construyó en Praga.

Nuevos materiales. La construcción vive una especie de revolución pese a la crisis económica que se ha cebado en el sector. Para volver por sus fueros, la apuesta pasa por la utilización de materiales alternativos (estructuras de acero, revestimientos de cemento, placas de piedra, madera o vidrio) o elementos naturales (bambú, cáñamo, adobe o corcho).

Eso sí, las modernas y vanguardistas casas que vienen tendrán que aprender a conjugar la funcionalidad con la sencillez constructiva y la belleza estética. No valdrá tener casas de un diseño y construcción muy avanzado si, al final, no responden a las necesidades de los que las van a habitar.

<< volver