AGOSTO 2017 #43
Reportaje

Las casas en los árboles más curiosas

01
02
03

Tener una casa en un árbol es un placer con el que muchos adultos han soñado de niños, aunque no todos han podido convertirlo en realidad. Si perteneces a ese grupo de soñadores frustrados, estás de enhorabuena: ahora tienes la oportunidad de satisfacer tu capricho infantil. porque ahora construir casas en los árboles se ha convertido en una tendencia de moda.

Son encargos de particulares para uso personal, pero también proyectos de arquitectos innovadores que han encontrado en las casas en los árboles una nueva vía para explorar su creatividad. También han inspirado un tipo de ecoturismo cada vez más extendido: los tree-hotels. Estas edificaciones se presentan como verdaderos hogares capaces de ofrecer todas las comodidades. Son casas sostenibles, edificadas con materiales renovables e integradas en el entorno, que permiten disfrutar del contacto con la naturaleza y relajarse.

Aquí tienes cinco ejemplos de originales casas en los árboles:

The HemLoft. Joel Allen, un joven cansado de su trabajo como desarrollador de software informático, decidió dar un nuevo rumbo a su vida profesional y hacerse carpintero. De ahí a la idea de construir su propia casa en un árbol solo hubo un paso. El resultado, una curiosa construcción situada en Whistler (Canadá).

– Free Spirits Spheres. Sin abandonar Canadá, aunque esta vez en Qualicum Beach, encontramos unas singulares casas de madera con forma de esfera que permiten a quienes las alquilan disfrutar de la experiencia de vivir entre los árboles.

Cabanes als arbres. Sant Hilari Sacalm (Girona) fue una de las localidades pioneras en adoptar la tendencia de los tree-hotels en nuestro país. Sus cabañas son pequeños hogares en contacto con la naturaleza, perfectamente adaptadas sin agua ni electricidad. Tienen tanto éxito que cuentan con una larga lista de espera.

– Andu Momofuku Centre. Esta construcción en Komoro (Japón) no es lo que parece. Tiene la forma de una típica casita de madera, pero se trata de un observatorio ornitológico. Una mitad de la casa está habilitada para acoger a numerosos pájaros; desde la otra, una persona puede contemplarlos.

The Bird’s Nest Tree House. Si de casas en los árboles hablamos, ¿qué forma podría ser más apropiada que la de un nido? Eso pensaron los promotores de este tree-hotel en Harads (Suecia). El complejo hotelero cuenta con otros originales modelos de habitación, entre ellos un cubo con paredes de espejo y un ovni.

<< volver