Octubre 2017 #45
Asesor

Las 10 cosas que debes averiguar antes de comprar una casa

comprar una casaLa compra de una casa no es una decisión que se pueda tomar impulsivamente. Para no tener problemas, lo mejor es realizar un chequeo de 10 factores antes de dar el paso e irnos a vivir a nuestra nueva vivienda.

La compra de una vivienda es una de las decisiones más importantes, y más caras, que nos toca tomar a lo largo de nuestra vida. Por este motivo debemos extremar las precauciones y no dejarnos llevar por el corazón a la hora de dar la paga y señal para reservar la casa. Lo normal es que no haya ningún problema al realizar la transacción, aunque siempre podemos tener la mala suerte de convertirnos en una excepción. No  está de más, por lo tanto, realizar las comprobaciones oportunas para asegurarnos una compra tranquila y segura. Aquí os apuntamos 10 cosas que, sí o sí, debéis averiguar antes de comprar una casa.

  • Ubicación. Por supuesto, lo primero que necesitamos tener claro es la ubicación de nuestra futura casa. Ello determinará muchos factores a tener en cuenta en función de cómo sean sus futuros habitantes. Una persona sola no considerará importante la ubicación de colegios y parques, pero tendrá  presente si está bien comunicada para ir al trabajo o está cerca del centro para evitar desplazamientos. Una familia con niños valorará el tema de colegios y parques, al igual que la tranquilidad y seguridad del barrio en el que se ubique. La situación influye además en el precio, ya que si es un barrio con pocos servicios o alejado del centro puede resultar más barata que si está en una zona con muchas más opciones y más cerca del centro, con todos los servicios a mano y bien comunicada.
  • La orientación. La orientación de la vivienda es un elemento que se valora, y mucho, a la hora de comprar una casa, ya que las viviendas exteriores normalmente reciben más luz natural que las interiores, aunque estas últimas son normalmente más tranquilas que los inmuebles exteriores. Una buena orientación puede suponer un ahorro importante en cuanto a calefacción o aire acondicionado, según sea en un lugar de mucho calor o mucho frío.
  • Espacio y distribución. En función del número de habitantes de nuestra futura casa, el espacio y la distribución general del inmueble, así como la disposición de la cocina y los electrodomésticos incluidos, el número de habitaciones y de baños, las ventanas exteriores en las habitaciones, los pasillos, los recibidores, las zonas de paso, el número de armarios empotrados, los trasteros y otros espacios de almacenamiento son elementos muy a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra futura vivienda.
  • Negocios en la zona. Es importante saber si podemos hacer la compra sin tener que utilizar el coche o podemos tener un centro comercial a pocos minutos de nuestra futura casa, o ambas cosas. Un barrio con una zona comercial viva y desarrollada supone grandes ventajas, aunque puede ser también que existan muchos bares y lugares de ocio que comprometan la tranquilidad del entorno. Por otro lado, los barrios tranquilos no suelen gozar de vida nocturna, pero tampoco se trata de tener que hacer kilómetros de más para comprar detergente o hacer un juego de llaves, o simplemente tomar un aperitivo. Una vez más, la ubicación se adaptará a nuestro estilo de vida, más o menos urbanita.
  • Tranquilidad. Como ya hemos dicho, en función de la ubicación de nuestra futura casa, la tranquilidad de todos es un factor muy importante que se debe prever antes de adquirir un inmueble. Siempre que hagamos la visita de rigor, debemos tener información de si el barrio es tranquilo, la zona está libre de obras, discotecas o bares de copas que en algún momento pueden causarnos problemas de ruido o convivencia. También va bien saber si la zona va a sufrir remodelaciones urbanísticas inminentes, obras o cualquier otro elemento que nos parezca interesante saber para tener claro o no si será una zona tranquila o algo movida.
  • Los vecinos. En la mayoría de ocasiones, al comprar una vivienda unimos nuestro día a día a las personas que convivirán con nosotros en la misma finca. No está de más solicitar el estado de cuentas de la comunidad para conocer su estado financiero, quién debe dinero o si ha habido anteriormente denuncias por impago.
  • Seguridad ante todo. Si tenemos niños una de las cosas más importantes a prever, antes de dar cualquier paso, es la seguridad de la vivienda y, por ende, de nuestra familia. Una vez más, la ubicación del lugar elegido para vivir es un aspecto fundamental que debe tenerse muy presente. También interesa que la vivienda no tenga accesos por otros patios de luces, por ejemplo, o si es un bajo con balcón, prever la posibilidad de sistemas de seguridad que eviten accesos no deseados. La puerta de entrada es otra de las vías a considerar ya que si no es muy segura, habrá que cambiarla.
  • Estado de la vivienda. Es imprescindible realizar una inspección de algunos elementos claves de las casas, y mejor si lo hacemos acompañados de un especialista. Los principales puntos a revisar son los bajantes, la presión de los grifos y el estado de las cañerías, el cuadro de luces y el contador eléctrico. Si por desconocimiento u olvido se nos cuela una instalación deficiente, la casa nos saldrá mucho más cara que su precio de compra.
  • Calefacción y luz. Una casa barata puede llegar a salir muy cara si no está convenientemente aislada, además de ser uno de los factores principales para determinar el confort de la casa. Podéis solicitar o encargar a un técnico la realización de un análisis del aislamiento térmico, la ventilación y la climatización de la casa y comprobar su nivel de eficiencia energética.
  • El garaje y los trasteros. Tenemos coche, pues tenemos que pensar dónde dejarlo y cómo. A veces las plazas de aparcamiento son un quebradero de cabeza cuando no la tenemos. Si además somos de los que guardamos esquís, raquetas, mobiliario de jardín, etc., un trastero no nos vendrá nada mal para guardarlo todo y no utilizar habitaciones de nuestro hogar para funciones que no habíamos previsto. Es necesario contar con estas cosas a la hora de elegir nuestro futuro hogar y no hacer de él un almacén de trastos.

Una vez realizadas estas 10 comprobaciones, podréis enfrentaros a la compra de vuestra nueva casa con la tranquilidad que supone estrenar vivienda y que este hecho sea un hito importante y venturoso en vuestras vidas y no la peor de vuestras pesadillas.

<< volver