Octubre 2017 #45
Decoración

Half-painted, pintar a medias tu hogar está de moda

Half-interior_partitDe técnica decorativa aplicada solo al universo del mobiliario a tendencia que abarca casi todos los campos del interiorismo. El half-painted o “pintar a medias” empezó a popularizarse hace algunos años y de la mano del Do It Yourself (Hazlo tú mismo) se ha consolidado como un estilo decorativo que podemos observar en muchos hogares de todo el mundo.

El half-painted consiste en pintar a medias cualquier elemento de tu hogar: desde una silla, una mesa o un armario, a puertas, paredes e incluso objetos de menaje. Solo necesitas una brocha, un bote de pintura y mucha imaginación. Para sacar el máximo partido a esta práctica, se recomienda usar tonos oscuros en las zonas inferiores de las superficies elegidas. Así, se intensifica el contrapunto y se aporta luminosidad a las áreas superiores.

White Designs Interiors / Decoración de Interiores

White Designs Interiors / Decoración de Interiores

Modernizar el zócalo tradicional

Aunque las paredes pintadas a dos colores pueden asemejarse a los tradicionales zócalos situados entre 25 centímetros y el metro y medio del suelo, el half-painted eleva la altura de las líneas fijando estas separaciones hasta los 180 centímetros e incluso los dos metros, dependiendo de la estancia. Si le sumamos colores de moda como grises, azules oscuros o pinturas de pizarra, el aspecto resulta del todo rompedor.

Diversificar la técnica

El half-painted busca jugar con la imperfección. Puedes optar por fijar líneas rectas, pero también puedes decantarte por resaltar los brochazos de la zona de transición entre los dos colores. En las paredes recuerda siempre usar el tono más oscuro en la parte inferior para intensificar la luminosidad de la estancia.

Para los más atrevidos, se puede alterar la horizontalidad y apostar por las líneas verticales o inclinadas. Puede ser una solución arriesgada, pero en estos casos el half-painted resulta una opción interesante en espacios un poco más discretos, como una puerta, un armario o una pared secundaria.

White Designs Interiors

White Designs Interiors

Sillas, mesas, paredes… y menaje del hogar

Jarrones, cestas, vasos, macetas y cubiertos de madera. Estos son algunos de los pequeños objetos decorativos de madera, barro y vidrio a los que también se puede aplicar el half-painted. Se trata de una técnica muy sencilla que se puede implementar para conseguir dar un toque diferente a la decoración del comedor, la zona de trabajo o el rincón de lectura.

Para pintar los objetos, se pueden sumergir la mitad que se quiera colorear en un bote de pintura o dejar que la pintura fluya por la superficie recipiente, una opción que dará un toque más informal. De hecho, una de las ventajas del half-painted es que se puede aplicar en una gran variedad de objetos y que, además, se puede integrar en espacios sobrios y elegantes, pero también en estancias divertidas y de estilo más desenfadado.

Noticias relacionadas

Geometría también para decorar

Decorar con paredes de obra vista

Decoración en degradado para tu hogar

No cambies los muebles: píntalos

Cómo sacar el máximo partido a la luz natural

 

<< volver