Octubre 2017 #45
Decoración

DIY: ideas originales para decorar con libros y revistas

decoración con libros y revistas
decoración de interiores con libros y revistas
decoración con libros y revistas

Los libros son una fuente inagotable de historias. Pero a veces, una vez leídos, los dejamos cerrados para siempre. ¿Para siempre? Da una nueva vida a los libros viejos que nunca más volverás a leer y que se dedican a coleccionar polvo y ácaros transformándolos en objetos decorativos. En este artículo te apuntamos algunas ideas para que decores tu casa con tus viejos libros y revistas.

Los libros y las revistas son compañeros de buenos momentos de lectura: algunos románticos, otros de misterios, algunos más de aventuras… Sin embargo, una vez han cumplido con su misión original, es decir, transportarnos a otros mundos, con suerte solemos olvidar las revistas en cajones y armarios, o almacenar los libros, ordenadamente, en estanterías, donde pasarán los días acumulando polvo hasta que decidamos prestarlos, seguramente para no verlos jamás, donarlos a alguna entidad benéfica o, simplemente, enviarlos al contenedor de papel reciclado para que acojan nuevos personajes y nuevas historias. ¿Por qué no pruebas de dar una nueva vida a tus viejos libros y revistas como elementos decorativos? La decoración con libros y revistas es una tendencia muy extendida en los países escandinavos, países con una conciencia por el reciclaje y la ecología que viene de generaciones y una gran tradición en la reutilización de todo tipo de productos y materiales.

Con la decoración con libros y revistas ahorraremos dinero, a la vez que conseguiremos dar un estilo muy personal a nuestro hogar mientras preservamos unos elementos tras los que hay muchas historias y recuerdos personales. Si tienes en mucha estima a tu biblioteca particular y no quieres sacrificar ningún libro con fines decorativos, no te preocupes. Seguro que cerca de donde vives se organiza algún mercadillo o rastrillo en el que puedes comprar revistas antiguas, catálogos caducados o libros viejos, rotos o que estén muy deteriorados. Una vez atesores una pequeña colección ya estás listo para decorar tu casa con ellos. Si quieres algunas ideas para sacar tus libros y revistas del olvido y encontrarles una nueva misión en tu hogar, aquí te damos unas cuantas:

  • Compra un mueble de diseño original. La opción ideal para los que quieren decorar y seguir disfrutando de sus libros preferidos. Hay librerías de todos los estilos y formas geométricas, a cuál más asimétrica y extravagante, algunas incluso que parecen desafiar las leyes de la gravedad.
  • Transfórmalos en estanterías. Busca en tu colección si tienes algún libro de dimensiones que excedan de las habituales. Con unas simples escuadras y una fina lámina de marquetería como base lo podrás transformar en una original estantería, ideal para lucir pequeños objetos. También puedes encolar varios libros y pegarlos a una superficie anclada a la pared, con lo que tendrás una maravillosa estantería flotante.
  • Exhíbelos como en una librería. Compra unas estanterías estrechas y sitúalas sobre el cabecero de la cama o sobre el sofá. Selecciona los libros con tus portadas favoritas y colócalos encima.
  • Construye una base para una lámpara. Seguro que en casa encuentras más de un libro con los lomos bien atractivos. Apílalos de forma sólida y estable y colócalos en una mesita. ¡Voilà!, ya tienes un soporte para colocar una lámpara auxiliar.
  • Un taburete especial. Reúne algunos libros y revistas que tengan las mismas dimensiones, encólalos entre sí y sitúalos encima de una plancha de conglomerado para dar solidez al conjunto, coronándolo con un cojín ceñido por un par de correas a la unidad formada por los libros y el conglomerado.
  • Caja fuerte literaria. Escoge un libro viejo, mejor uno con el lomo bastante ancho. Corta con cuidado todas las hojas y conserva solo las tapas. Coloca en su interior una pequeña caja de cartón o de madera, al estilo de las cajas de puros, y pégala a uno de los interiores de portada. Cuando seque, vuelve a colocar el libro en una estantería y ya tienes tu caja fuerte secreta.
  • Cuadros con portadas de libros y revistas. Selecciona los libros y revistas con las portadas que más te seduzcan y si no los vas a leer más, extráelas o haz copias a color o blanco y negro. Enmárcalos y tendrás una forma más que original de decorar tu rincón de lectura o tu estudio.
  • Cabecero de cama. Si quieres dar otro aire a tu dormitorio y tienes un cabecero de cama plano y aburrido, los libros y revistas son una buena solución. Recorta las portadas que más te gusten y pégalas al cabecero. Si no tienes cabecero, utiliza una plancha de conglomerado. El resultado te sorprenderá.
  • Manualidades con decoupage. Otro buen destino de tus libros viejos es utilizarlos para decorar muebles o cajas con la técnica del decoupage. Mira que la mezcla sea lo más heterogénea posible. Así, combina portadas e interiores de libros y revistas con recortes de catálogos, dibujos de tus hijos, folletos publicitarios, flyers o los cromos de cuando eras niño.
  • Fardos de libros. Otra gran idea para recuperar viejos libros es hacer pequeños fardos decorativos con ellos. Mira si tienes por casa o si puedes comprar libros viejos encuadernados en piel. Apílalos y átalos con un cordel. Otra opción es recurrir es arrancar las cubiertas y dejar los libros desnudos para que sus hojas luzcan sus tonos amarillentos y ocres.

Si no eres de los que relee una y otra vez los mismos libros, ya tienes varias ideas para darles un buen final. En este caso, la letra con decoración entra.

<< volver