Octubre 2017 #45
Decoración

Decoración navideña con objetos reciclados

post_moment_deconavidad_01
post_moment_deconavidad_02

Ambientar tu hogar para la Navidad puede resultar muy económico si eliges objetos que puedas reutilizar y convertir en atractivos adornos. Además de ecológica, esta opción se plantea como una forma divertida de preparar las fiestas, especialmente si tienes niños en casa y colaboran en el proceso. Con su ayuda podrás dar un toque diferente y muy personal a tu decoración navideña.

El elemento más emblemático de la decoración de estas fechas, el árbol de Navidad, puede adoptar un aire completamente nuevo en tu casa. Los objetos más insospechados pueden servirte para crear un árbol a tu medida, sostenible y que llamará la atención de tus invitados por su originalidad. Puedes construir uno alternativo, por ejemplo, con listones de madera o ramas de diferentes tamaños, dispuestos en bandas paralelas o formando la silueta de un árbol, y llenarlo después de adornos y luces. También puedes utilizar un palé, pintarlo y añadir elementos decorativos. Hay quien aprovecha escaleras o forma pirámides con botellas de plástico, libros o corchos; otros construyen figuritas de árboles con cartón o tiras de tela. Otra idea original es hacer un montaje con postales en la pared que formen la silueta del árbol.

Tanto si optas por un árbol reciclado como si prefieres decantarte por un modelo clásico, tendrás que decorarlo. Llegado este punto, se te abren un montón de posibilidades. El culo de las botellas de plástico puede transformarse en estrellas o copos de nieve. Unas bombillas pintadas pueden convertirse en bonitos colgantes o incluso en divertidos pingüinos. Y una camiseta vieja, hecha jirones, puede acabar como un pompón decorativo. Otro elemento a tener en cuenta son las piñas: al natural o pintadas, pueden resultar muy vistosas.

Algo tan simple como un rollo de papel higiénico puede darte mucho juego. En tus manos, se puede transformar en una estrella, un ángel, un Papá Noel, un reno… Estos rollos pueden servirte también para formar coronas simulando ramas o incluso para crear un calendario de Adviento.

Jugar con las piezas de Lego, tan socorridas en la decoración, te permitirá crear adornos para el árbol o cualquier elemento navideño que se te ocurra para algún rincón de la casa. La misma versatilidad tienen las famosas cápsulas de café, que pueden simular campanillas, ser adaptadas para acoger guirnaldas de luces o formar colgantes decorativos.

Como ves, las posibilidades son infinitas. Sólo hay que atreverse a aplicar la creatividad.

<< volver