Mayo 2017 #40
Decoración

Decoración minimalista

moment_solvia_minimalEl minimalismo es una tendencia nacida en la música en los años sesenta y setenta pero que acabó influyendo decisivamente en otros ámbitos como la arquitectura o el interiorismo para responder al aluvión cromático promovido por la cultura pop, apostando por un estilo reposado caracterizado por los espacios amplios y los tonos suaves. El minimalismo predica la reducción de las formas a lo elemental; un mandamiento que en decoración se traduce en un predominio de las líneas rectas, la escasez de adornos, los muebles funcionales y sencillos, el orden y la simplicidad.

El minimalismo apuesta, por lo tanto, por la pureza y la amplitud de espacios. Esta filosofía del más con menos es la preferida de los que no comulgan con la innecesaria acumulación de objetos superfluos. El minimalismo confía todo su poder en el uso del color, apostando por una dictadura monocromática absoluta en paredes, suelos y techos, apenas contrastada con los muebles y los accesorios. Aquí, el contraste entre la búsqueda de la luminosidad del color blanco, en todas sus variantes y tonalidades, y el color negro alcanza niveles de maestría decorativa.

¿Qué papel tienen que jugar las cortinas y los tapizados? Básicamente, al servicio del ambiente. Los estampados están prohibidos a favor de los lisos. Todos los colores y texturas tienen que invitar a la relajación y la frescura. La decoración minimalista proporciona a sus incondicionales unos hogares cómodos ya que al prescindir de un exceso de elementos decorativos y de la suntuosidad de otros estilos decorativos se elimina la sensación de agobio propia de los ambientes recargados y, puestos a ser prácticos, se facilita y economiza la limpieza del hogar.

Aunque apuestes por un ambiente y mobiliario minimalista, no tienes porqué renunciar del todo a elementos que te ayuden a proyectar tu personalidad a tu hogar. El blanco y el negro, colores por excelencia del minimalismo, agradecen los elementos de contraste en rojo o en pistacho en elementos como las alfombras, los cojines o las cortinas. Los tonos dorados y brillantes también pueden ayudar a contrastar tu hogar. Otra opción de personalización es combinar el suelo de madera con algunos toques de pintura colorida en alguna pared o usar plantas y muebles de toques orientales para dar un toque de elegancia sin perder ni un ápice de luminosidad y frescor.

<< volver