JULIO 2017 #42
Tendencias

Cómo se está comportando el mercado de vivienda en alquiler

Foto 1

En los últimos años, el negocio del alquiler había quedado en segundo plano, lo que se debía a varios factores, como la inseguridad jurídica del propietario o la falta de operadores profesionalizados. No obstante, en la actualidad se está produciendo un cambio de tendencia y el alquiler vuelve a ser un negocio atractivo.

El mercado de alquiler de viviendas en España ha ocupado un papel secundario dentro de las inversiones en el sector inmobiliario. Con excepción de los propietarios que poseían una vivienda para alquilar, la apuesta de empresas especializadas en el arrendamiento de viviendas ha sido reducida. Cuatro factores han contribuido a esta situación:

  1. Una demanda con acceso a la financiación bancaria a precios moderados impulsó que muchas personas se decantasen por comprar una vivienda en vez de alquilarla. En 2001, el porcentaje de viviendas en propiedad en España superaba el 84,5%, según los datos de Eurostat (Oficina Europea de Estadística).
  1. La rentabilidad que el propietario podía obtener al alquilar su vivienda era muy reducida en comparación con los riesgos a los que podía tener que hacer frente.
  1. La falta de operadores profesionalizados que gestionaran parques de vivienda en alquiler.
  1. La inseguridad jurídica del propietario ante impagos de arrendatarios.

Frente a este escenario, la crisis económica ha revertido la tendencia y ha impulsado el papel del alquiler. En 2014, el porcentaje de viviendas en propiedad en España bajó al 78%, mientras que el del alquiler creció hasta el 14,9% (otras formas suponían 7,1%). Solvia Research estima que en los próximos años el alquiler seguirá ganando cuota y se situará en porcentajes superiores al 20% en el período 2020-2025.

El departamento de análisis de Solvia asegura que la mayor necesidad de movilidad laboral y de flexibilidad, y los cambios en los tipos de hogares a lo largo del ciclo de vida de las personas impulsan esa tendencia.

En lo que se refiere a los datos de rentabilidad de este negocio, la disminución de los precios de compraventa en el período de 2008-2013 ha elevado la rentabilidad bruta del alquiler al 4,6% hasta 2015, según el Banco de España. Si tenemos en cuenta el efecto de la variación positiva de precios, esta rentabilidad alcanza el 8,8%, muy superior a la de otro tipo de inversiones.

En la actualidad, las inversiones de viviendas de segunda mano en zonas no céntricas de capitales son más atractivas debido a su alta rentabilidad bruta, ya que superan el 6,5% (un 10,5% considerando la variación de precios). Para Solvia Research, estas cifras de beneficio se pueden obtener si se realiza una buena gestión del riesgo del potencial arrendatario antes de firmar el contrato, si se dispone de una operativa eficiente para atender las peticiones de los inquilinos y si hay una gestión adecuada de recobro.

Así, el departamento de análisis de Solvia destaca que inversores internacionales y nacionales ya invierten en viviendas que destinan al alquiler.

Solvia, en su afán por dar un paso más allá en el asesoramiento y acompañamiento de sus clientes, cuenta con un departamento de análisis denominado Solvia Research, dedicado al estudio del mercado inmobiliario.

<< volver