JULIO 2017 #42
Decoración

¿Cómo sacar partido a tu televisor al decorar tu hogar?

televisores_3
televisores_1
televisores_2

La tecnología y la decoración se complementan, sobre todo cuando se trata de los televisores de última generación, cada vez más estilizados y elegantes. La tendencia actual es remarcar su protagonismo como elemento decorativo clave. 

Los primeros televisores llegaron a los hogares españoles a mediados del siglo pasado. Con los años, el televisor se ha vuelto multifuncional. Hay televisores con Internet, con DVD incorporado, con todo tipo de funciones y cada vez aparecen diseños más innovadores; algunos son curvos, otros planos y otros parecen auténticas pantallas de cine. Actualmente, forman parte activa de nuestras vidas y son los protagonistas absolutos del ocio y el entretenimiento familiar y como tales tienen un puesto privilegiado en nuestras casas presidiendo salones, dormitorios, cocinas e, incluso, cuartos de baño.

Gracias a sus diseños minimalistas y vanguardistas, los televisores son un elemento decorativo de primer orden que condicionan, y mucho, la decoración de los espacios en los que se integran. En este sentido, su ubicación es uno de los factores más importantes a la hora de diseñar la organización de los espacios de nuestras viviendas. El televisor guarda, por ejemplo, una relación íntima con el sofá. Para ubicar ambos elementos hay que tener en cuenta algunos factores como su situación respecto a las fuentes de luz o la distancia que los separan.

Una vez decidido dónde colocarlo llega el momento de escoger cómo integraremos el televisor en la decoración del espacio en el que lo instalaremos. Existen, básicamente, dos grandes opciones para lograrlo:

  • Sobre un aparador. Las mesas pensadas para soportar el peso de los antiguos televisores de lámparas y elevarlos para tener una visualización lo más cómoda posible desde la mesa del comedor han pasado a la historia. Hoy en día, una de las formas más tradicionales es situar el televisor en muebles tipo aparador que, además de cumplir con su función decorativa, también nos puedan servir para guardar el reproductor de vídeo, el decodificador u otros elementos del equipo multimedia. Estos muebles también se han reinventado y ahora lucen diseños que se adaptan a los aparatos cada vez más minimalistas y, aunque la madera sigue siendo el material por excelencia, cada vez tienen más importancia otros materiales como los metales, el plástico o el vidrio. Por otro lado, si queremos dar un aire más rompedor al mueble del televisor, también podemos instalar algún panel con algún color llamativo entre él y la pared, así realzaremos el televisor como centro de atención de la sala.
  • Fijarlo a la pared. Una de las principales ventajas de los televisores más modernos es que, gracias a sus pantallas planas, pueden instalarse en la pared sin necesidad de hacer obras. Casi todos los modelos actuales incorporan un sistema de anclaje para fijarlos a la pared como si se tratara de un cuadro y, de esta forma, ahorrar espacio y no cargar en exceso el ambiente. Una forma de realzar el televisor como elemento decorativo es pintar la pared de color oscuro, como el negro o el chocolate. De esta forma, conseguiremos un contraste interesante que personalizará el espacio dedicado al televisor.

Sobre un aparador o fijado a la pared, el televisor tiene un alto potencial decorativo al que podemos sacar todo el partido si sabemos cómo integrarlo y complementarlo con el resto de mobiliario del lugar donde se instala. En este sentido, existen numerosas formas de que este aparato brille con luz propia incluso cuando no esté encendido:

  • Rodearlo con fotos. Coloca fotografías de diferentes tamaños alrededor del espacio que ocupe el televisor. Puedes conseguir que, sobre todo si está colgado en la pared, el televisor se integre en la decoración y parezca una fotografía más.
  • Enmarcar el televisor. Si quieres que tu televisor sea la pieza más decorativa de una estancia, cuélgalo de la pared y coloca un marco alrededor. Para completar la decoración, coloca un estante o aparador bajo el televisor y añádele bastantes elementos, como flores, libros, fotos o cajas decorativas.
  • El color del televisor. Si quieres que la presencia de tu aparato de televisión sea un elemento que resalte la personalidad de la estancia, olvídate del negro y elige un color diferente y rompedor, que combine con el mobiliario del lugar y transforme el ambiente. Una opción creativa y original.
  • Televisores invisibles. Puedes ocultar el televisor dentro de un mueble o tras alguna visera o persiana vintage, si lo que quieres es ampliar el ambiente y mantener la armonía en la decoración de la estancia. Actualmente, también existen los llamados televisores espejo, que cuando están apagados, funcionan como un decorativo espejo.

<< volver