Junio 2017 #41
Tendencias

Cómo reducir la factura de la luz en tu cocina: los electrodomésticos

electrodomésticos ahorro de electricidad en la cocinaEl precio de la energía sube y nos planteamos cómo podemos gastar menos luz ¿Es posible recortar la factura de la luz sin tener que apagar todos los electrodomésticos? Por supuesto que sí. Estos son algunos trucos para que la factura no se te vaya de las manos.

El frigorífico y el congelador son los electrodomésticos que más consumen en el hogar. Su ubicación es importante: con la parte posterior aireada y alejado de los focos de calor y de la radiación solar directa, nos ahorraremos hasta un 15% de energía.

Otra cosa que puedes hacer para aprovechar la energía es dejar enfriar los alimentos antes de ponerlos en la nevera y descongelar los que vayas a consumir al día siguiente dentro de la nevera. Ten en cuenta que la temperatura del frigorífico debe estar entre los 4 y 5ºC, mientras que el congelador no debería bajar de los -18ºC. Por cada grado más de frío, el consumo aumenta un 6%.

Comprueba que las gomas de las puertas cierren bien y evitarás pérdidas de frío que hagan incrementar el consumo energético. Por eso mismo, ¡no abras la puerta demasiado a menudo!

La lavadora es  el electrodoméstico por detrás del frigorífico que más energía consume. El 90% de la energía la utiliza solo para calentar el agua, así, a cuanto más temperatura se lave, más caro será el lavado.

El lavavajillas: en contra de lo que mucha gente piensa, lavar a mano con agua caliente puede resultar hasta un 60% más caro en agua y energía. Eso sí, para ahorrar, debe utilizarse completamente lleno.

El  horno: aprovecha toda su capacidad cocinando simultáneamente varios alimentos. Puedes ahorrar energía evitando precalentar el horno para cocciones de más de una hora y apagándolo un poco antes para que se acabe de cocinar con el calor residual. Si lo abres innecesariamente, pierdes el 20% de la energía acumulada en su interior.

Finalmente, recuerda que un buen mantenimiento de los electrodomésticos, como limpiar regularmente el filtro de la lavadora, el lavavajillas y la secadora, así como la parte posterior del frigorífico y eliminar el hielo dentro del congelador, hará que funcionen mejor y gasten menos energía.

Fuentes:

Organización de Consumidores y Usuarios – OCU

Instituto Catalán de Energía

<< volver