Octubre 2017 #45
Decoración

Cómo iluminar bien tu cocina

moment_solvia_iluminacocinaUna correcta iluminación es uno de los elementos claves para hacer de nuestra cocina un lugar funcional y acogedor. Las cocinas son una de las estancias en las que pasamos más tiempo, ya sea preparando la comida o, si el espacio lo permite, disfrutando de ella. La iluminación debe adecuarse a las diferentes funciones que desarrollemos en la cocina. ¿Cuál es la ideal para cada función? En este artículo te damos algunas pistas para conseguir que tu cocina tenga la mejor luz.

La primera recomendación es más que evidente. Aprovechar, en la medida de lo posible, la luz natural. Si tu cocina goza de este privilegio, organízala para que juegue un papel principal combinándola con la iluminación artificial, a poder ser con luces LED o luces downlight, mucho más eficientes, potentes y duraderas que las luces halógenas. Si puedes utiliza un LED o una downlight con un alto valor CRI, lo que te permitirá percibir correctamente los colores de los alimentos.

Una de las condiciones básicas de toda buena iluminaciónde una cocina es que sea uniforme. Para conseguirlo lo mejor es que la iluminación cenital sea a base de downlights, colocando una lámpara cada metro cuadrado. Por otro lado, siempre es conveniente iluminar cada zona de la cocina de forma autónoma a través de diferentes interruptores. De esta manera se conseguirá optimizar el consumo y personalizar el tipo de iluminación para cada zona.

Uno de los puntos clave de la cocina es la encimera, ya que en ella se encuentran habitualmente la zona de trabajo, el fregadero y las placas de cocción. Aquí es conveniente colocar una iluminación de refuerzo. Lo mejor es situarla en la parte inferior de los armarios altos de la cocina, ya sea con luces, focos o carriles LED o con fluorescentes. Esta luz directa sobre la encimera permitirá que la zona en la que manipulas y cocinas tenga una óptima iluminación puntual.

Si tu cocina es de las que tiene metros y te permite colocar una mesa, aquí debes apostar por una luz más cálida y acogedora que complemente la iluminación general. Tienes varias opciones: una son los apliques, pero la mejor  es colocar sobre la mesa una lámpara suspendida que proporciona una iluminación cálida que ayuda al relax y que hace más agradables las veladas en la cocina. Otra forma de dar más personalidad al office es utilizar luces de diferentes colores, lo que transformará radicalmente tu cocina.

<< volver