AGOSTO 2017 #43
Reportaje

Ciudades cada vez más inteligentes

post_moment_solvia_smartcities_01Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y para revolucionar el mundo. No hay ámbito o sector que se escape a la voluntad renovadora y transformadora de las aplicaciones y las redes sociales. Y las ciudades no podían ser menos. En 2050, el 75% de la población mundial vivirá en ciudades según datos de la ONU. Las nuevas tecnologías pueden ayudar a que las urbes del futuro sean ciudades más humanas, más habitables y más eficientes. De ahí el nacimiento de un nuevo concepto, las Smart Cities, ciudades que pretenden transformarse de la mano de las nuevas tecnologías.

De iniciativas y nuevas aplicaciones para desarrollar Smart Cities hay muchas. Aquí os presentamos una pequeña selección con un nexo común: la participación de los propios ciudadanos para la mejora de sus ciudades:

Fixmystreet. Es una aplicación con conciencia cívica. Limitada de momento a algunas ciudades del Reino Unido y Bruselas, es un modelo que permite denunciar pequeños desperfectos urbanos para que las autoridades pertinentes les den solución. En España funciona una versión local, Arreglamicalle.com, que semanalmente envía un informe a los responsables de cada municipio con las denuncias registradas.

Blablacar. Esta red social permite que ciudadanos que no se conocen compartan coche y los gastos a la hora de realizar un viaje. Para evitar problemas legales, la aplicación calcula el precio justo por trayecto para que el conductor no se lucre compartiendo coche, sino que realmente comparta los gastos reales del viaje. Nada que ver con la polémica Uber, servicio de taxis en línea cuestionado por no cumplir la normativa de transporte de numerosos países europeos.

Airbnb. Esta aplicación ha marcado un antes y un después en el mundo de la reserva y en el alquiler de alojamientos. Desde su puesta en funcionamiento hace siete años, esta red social no ha dejado de crecer. Actualmente cuenta con millones de usuarios y permite reservar y alquilar casas particulares, una opción que suele salir sensiblemente más barata que pernoctar en hoteles y que se ha convertido en tendencia en los últimos años.

MÁS INFORMACIÓN EN Solvia.es

<< volver