Mayo 2017 #40
Decoración

Black & white, elegancia y minimalismo

01El  blanco y el negro son dos colores que casan a la perfección: un matrimonio que no tiene crisis y que ofrece un amplio abanico de posibilidades decorativas; una combinación ideal para dar un nuevo aire a nuestro hogar, con nuevos muebles, telas y adornos. El blanco y el negro son sinónimos de minimalismo y elegancia y de contrastes. Se trata de una combinación que aporta luz y brillo y una insaciable capacidad de conjugar con tonos más vivos, como el rojo, que dará muchas posibilidades decorativas al salón de tu casa.

Las combinaciones de ambos colores son infinitas. Si el blanco predomina sobre el negro, la casa será más minimalista y luminosa. Si, por el contrario, el color predominante es el negro, ganaremos en elegancia y calidez. Una opción es combinar las paredes y el suelo negro con muebles de color negro. También puedes aplicar el color negro a alguna de las paredes para realzar el contraste y dar un poco más de elegancia a un hogar luminoso. Unas telas estampadas en blanco y negro también te ayudar a dar más vida a la casa sin restarle ni un ápice de su elegancia.

En las casas decoradas al estilo Black & White, los complementos juegan un papel crucial. El rojo, por ejemplo, dará a tu casa un aire más moderno y vanguardista si lo utilizas en cojines, jarrones o velas. Otros colores que combinan bien con el blanco y el negro son el plata y el amarillo. El color plata es ideal para dar un toque extra de elegancia y distinción a tus estancias. El amarillo, por su parte, convertirá tu hogar en un lugar único y personal. Una opción, exclusiva para los más osados, es el color fucsia, un tono que dará mucho estilo y personalidad a tu hogar.

<< volver